Me he dado a las redes sociales

https://www.facebook.com/eccecello/
https://www.instagram.com/ecce_cello/

Pero solo para mi trabajo.
Que por cierto… como hace un año decidí dejar la calle, y mi madre siempre me dice “si quieres ganar más dinero, pues decídelo y hazlo”, pues lo estoy haciendo. Y mi madre tiene razón.

Hay unos tipos que a veces me han propuesto hacer algunos eventos gordos (como tocar para la Merkel y tal), me suelen pagar 500 o 600 por tocar un par de temitas… y yo pensaba… vamos a ver… en estos eventos se gastan un pastón brutal, 600€ es lo que me pagan en un teatrillo Warschaurlich cualquiera. No puede ser. Así que el otro día negocié yo directamente con un tipo, que quiere que tocara en un evento con el ministro de energía alemán, y yo que quiero dejar la calle, pues no voy a decir que no. Pero dije, a ver, me des dos mil euracos porque yo lo valgo. Y mi madre tenía razón.

Así que en un mes he pasado a ganar cuatro veces más, solo por decidir que yo lo valgo. Gracias mamá.

Ah! Y me estoy quedando aquí en Amsterdam en el Goethe Institut. Qué majos, tienen una buhardillita arriba en su edificio, y me han dejado las llaves (que abren todas las puertas, incluida la del salón de actos donde está el Stenway&Sons) y me han dado la clave de la alarma, y me han dejado todo el edificio para mí por las noches y el fin de semana. Todo el Goethe Institut para el Pictoplasma!!!!

Estoy durmiendo como el culo, eso sí, los nervios me están matando, el otro día toqué en el opening de la Bienal, y la semana que viene aún me queda lo más gordo. Estoy aquí con los más grandes del mundo mundial, y me toca disfrutarlo, pero qué nervios coñe. Es que si me diera cuenta de lo que me está pasando, me daría un yuyo.

ecce cello David biennale opening.jpg

Anuncios
Publicado en mi casa | Deja un comentario

Kiki, tenías razón

Hace veinte años acabé en Amsterdam por casualidad. Llevaba pocos años tocando el violonchelo, pero el amor era enorme y devastador por imposible. Vi un cartel por la calle “National Cello Competition”, y asistí tres días a ver y escuchar todas las rondas y llorar en torrente porque nunca conseguiría tocar a Schumann ni a Bach como aquellos monstruos.

En uno de los descansos se acercó a mí una señora mayor, como olvidar su nombre: Kiki. Me preguntó qué me afligía tanto, quería saber que era aquello que me atormentaba. Sin conocerla de nada le abrí mi corazón: el violonchelo lo era todo para mí, pero nunca había tenido formación musical, y después de unos años practicando hasta diez horas diarias, había entendido que tenía cero talento y destreza. Pero aún así lo amaba con todas mis fuerzas y me era imposible dejarlo (como de hecho me sugería mi padre, mi madre, mi hermano …y cualquiera que estaba cerca en aquel entonces y me quisiera).

Ella escuchó mi ditirambo sin interrumpirme, al cabo me miró fijamente, y me dijo unas palabras muy simples y directas: “Yo veo que tu vida es el violonchelo, entonces no lo dudes, dedícate a ello. Si no puedes tocar esta múisca, haz tu propia música, inventatela, y no hagas otra cosa. Así de sencillo. Hazlo.”

Me dejó K.O. Le dije que era absurdo. Que estaba totalmente fuera de mi alcance. Volvió a negar con la cabeza, me miró fijamente a los ojos, y me dijo que lo hiciera y punto.

Hoy voy a tocar a Amsterdam, a ese mismo “National Cello Competition”, que se ha convertido en la “Cello Biennale Amsterdam“, y voy a tocar mi puto violonchelo con mis propias putas composiciones. Mañana es el openíng y toco junto al ganador de la anterior edición. Jajajajajaa… me quedo en el mismo hotel que Misha Maisky, así que veré en el buffete del desayuno a mi héroe de juventud. Y tocaré en el mismo escenario que mi héroe Catalán Jordi Savall.

Kiki, tenías razón. Ojalá estés aún viva y pueda darte un beso en la boca y unas flores.

Publicado en mi casa

El principito

El príncipe heredero Mohamed Bin Salmán (Arabia Saudí), estaba hasta los huevos de que un tal Jamal Khashoggi (periodista Saudí que vivía en Turquía precisamente por estar amenazado en su país) le tocara los huevos con sus críticas (¡a él! Que ha permitido que las mujeres conduzcan coches…). Me imagino al figura en su casa frente al espejo puesto de farlopa hasta las cejas después de haberse follado a tres putas, gritando que nadie se ríe de él, nadie. 
Así que se enteró que Jamal iba a ir al consulado Saudí a pedir los papeles para casarse, y mandó dos jets privados con 15 tipos (un forense, tres tipos de su guardia personal, y otros criados) y cuando el pobre y enamorado Jamal entró al consulado de su país para decir que estaba enamorado, le torturaron, mataron y cortaron en trocitos. 
Las cámaras de vigilancia atestiguan su entrada. Pero no hay vídeo alguno de su salida (se podía haber puesto el vídeo de su entrada en cama atrás, pareciendo que salía del consulado haciendo el moonwalk de Michael Jackson. Pero no hubiera colado).

El último mensaje de Jamal en whatsup a su mujer fue el emoticono de un cuchillo. Al parecer Jamal llevaba tambien un Apple Watch conectado a su iPhone, y este podría dar pistas de sus últimas constantes vitales. 

La tecnología como testigo mudo del desastre.  

Es bonito leer que el propietario de Virgin ha suspendido inversiones por valor de 1.000 puntos millones de dólares en Arabia Saudí debido a lo que ha pasado. Seguro que el principito no sabía que el tal Jamal le iba a salir tan caro. Los subidones de farlopa tienen su bajón. 

https://elpais.com/internacional/2018/10/12/actualidad/1539346638_033166.html

Publicado en mi casa

Teaser papito

 


Ahhhh… mi ayer noche mi tostada de mantequilla de cacahuete con mermelada después de la milonga. Recién llegado a casa, adoro mi Berlín. Ya trabajando a tope para la cita más importante de mi vida, joder, estar en la Biennal de Amsterdam con mi violonchelo es como estar programado en Avignon en el Palacio de los Papas. Todo llegará. Cuanto me están cuidando… joder, así de bonito es… te ponen entre los más grandes, y te dicen, ahí estás. Y no hace falta nada más para que des lo mejor de ti. Tocaré en el mismo escenario que el puto Jordi Savall! No me comparo, por su puesto, pero es que en Madrid todo lo que me ofrecen es tocar sin cobrar en el bar de Matadero, y en Amsterdam tocaré mi música en el puto Grote Zaal. Ahí va el teaser (con todos los masters del violonchelo) para mi primer concierto en Amsterdam. Y luego el segundo en el Grote Zaal!!


Muziekgebouw-Grote-Zaal-small

Publicado en mi casa | 1 Comentario

25 años obsesionado con el violonchelo

david-ojos-cello-WEB.jpg

Ahhhh… qué gusto me da obsesionarme con las cosas (también con las personas, pero estas tienden a sentirse incómodas y suelen acabar privándome del objeto de mi devoción).

Publicado en mi casa

Nuestra primera crítica No future!

Jordi Sora i Domenjó

Smartphones, tablets, y dispositivos varios acompañan el cuerpo. Bueno: lo someten. Después del deambular y de la prensión palmar, vino la extensión de vida. Así lo explicará seguramente la antropología del futuro. La evolución humana empezó a ser para-anatómica el día en el que empezamos a depender de un artefacto que nos hace las veces de cerebro portátil.

David Fernández está al día de la última, en este capitulo de lo digital. Bueno: más parece un tecnópata, tal y como lo presenta en escena Maureen López. La idea se refuerza con un inicio hilarante, con unas tablets gigantes por cabeza y el nuevo juguete que se ha comprado: un pequeño robot en forma de araña que hace las delicias del público.

Envuelve esta pieza un nihilismo existencial de aúpa: esa actitud de negación, inmersos como están en la novedad que aportan esas herramientas al conjunto. Sirven tanto para una crítica sobre el porvenir, oscuro e insaciable en lo humano; como para generar imágenes de gran belleza estética, con su composición de luces y colores. Artefactos de transformación de una realidad que, por poco avispados que seamos, no reconoceremos igual en un futuro. Ni en la calle, ni en los teatros. Pocas veces una obra presentada en el TNT (Terrassa Noves Tendències) explica de forma tan afinada hacia el abismo al que las artes escénicas de dirigen. ¡Ojo! No porque sea imposible integrar esas tecnologías en la representación, ahí están ellos para demostrar que eso es posible. Más bien porque no hemos tomado el tiempo y la distancia necesarias para pensar sobre sus consecuencias.

Dicen que tras el estreno aquí de No Future Yes las posibilidades de ser programados es ínfima. Bueno: imposible. Intentan coreografiar unos movimientos para el robot que sigue dando vueltas por el linóleo blanco. Y Maureen cree haber bailado de la manera más absurda a la que nadie le ha empujado en su vida. Como si la escisión entre aquello que puede transmitir desde su gesto sea incompatible con esa extensión de nuestro cuerpo en la que nos han convertido los nuevos amos: el like, las stories y las selfies. Algo de eso es cierto en el fragmento del espectáculo en el que simulan presentar, ahora sí, la performance que tenían prevista. Están desbordados de presencia. Porque no están solos. Y así se lo recuerdan: “he visto cosas que vosotros no creeríais…”

———

Mi Mau y yo lloramos de alegría.

Publicado en mi casa

Kiki

 

Y ahora a prepararme para una de las citas más importantes de mi vida: la Biennal de Amsterdam. Lo conseguí yaya, me convertí en un músico. Lo conseguí Kiki, lo hice.

Publicado en mi casa

Gracias

Al fin estrenados! El festival TNT nos ha cuidado a más no poder. Vaya equipo NTBI1292.jpgtécnico! Toni!!! Entregados en cuerpo y alma, con cariño y toda la profesionalidad el mundo, colocando cada centímetro del suelo, ajustando la proyección cien veces y poniéndonos el mejor sonido y la mejor luz. La mejor energía y todas las ganas. Especiales gracias a Guillem y Oriol, nuestros técnicos de sonido y luces, que han estado ahí los dos días trabajando a nuestro lado y durante el bolo. Y a la sala de Amics de les Arts (Pau! Gracias por conseguir que pudiera tocar el piano de Tete Montoliu, leches!). Nos hemos venido llenos y rebosantes.

El estreno fue mucho mejor de lo que esperábamos. No hubo ningún fallo técnico, todo salió como lo habíamos trabajado durante meses. La sala se llenó a tope y el público estuvo con nosotros en cada momento. Un montonazo de programadores, y hasta mi amada/odiada Marta Oliveres! Qué honor. Pa llorar

…Y tú Maureen!! Estuviste brutal y potente y definida y precisa y libre. GRANDE. Qué subidón tenerte a mi lado en escena. Y P4qui7o chupando plano, qué máquina! …el hijo puta se metía el público en el bolsillo con solo mover su bracito. Y tú ahí sudando la gota gorda dentro del traje integral de látex.

Lo hemos conseguido! Hemos estrenado!! Gracias a la confianza ciega de Pep Pla, el único!! Bendito! El único que confió en nosotros y se arriesgó… dios mío… llamé a todas las puertas aquí y en Alemania, y solo me dejaron meter los dedillos para luego cerrar de un portazo. Especialmente Mateo Feijoo, qué dolor. Qué dolor más grande. Qué miserable me sentí cuando me dejaste tirado; sin aviso, sin razón, sin esperarlo. Casi abandono. Veinticinco años en esto… Te acercas a alguien que te conoce hace años: “–Necesito apoyo, llevo años tocando en la calle, y quiero a volver a producir. –Claro, aquí estamos, cuenta con ello”, y lo que te que te ofrecen es el puto bar de un centro cultural que tiene de todo, y para hacer algo de gratis, y encima buen rollo. En tu propia ciudad! Qué mierda más grande macho. Con este espectáculo acabo de vivir lo más bonito de esta profesión, pero pasando por lo peor.

Gracias a los que aún confiáis en los perros callejeros. No mordemos. Solo queremos unas caricias y un cuenco con agua y pan seco. Coñe. No tenemos un gran talento, pero pertenecemos a esto, y aquí vamos a quedarnos aunque os molesten nuestros ladridos nocturnos.

Gracias hermosa Pi Piquer por venir y por la fotito.

Publicado en mi casa

Premiere

Qué buena experiencia están siendo estos días trabajando con mi Mau, vaya compañera. Y además estar en Madrid, con el apoyo de la familia y disfrutando de las cosas buenas de la vida. En dos días salimos para Catalunya a darlo todo. Qué ganas. Gracias TNT por creer en nosotros!

Publicado en mi casa

Aquel primer encuentro

Ahora ya Mau se ha acostumbrado a P4qui7o, pero la primera vez que le pedí ponerse ahí con él, casi se me muere del susto. jajajaajajaa… En cinco días estamos estrenando. Joder!! Después de dos años de currooooo… Estamos felices.

Publicado en mi casa

Oh Jackie

Recientemente re-descubierta grabación del concierto para violonchelo y orquesta por excelencia, tocado por este monstruo del tiro con arco. Cortemos por un rato con las putas series y las malditas notificaciones del movil para disfrutar de esto.

Publicado en mi casa

Where are you, little star?

Gde ty, zvjozdochka, akh, gde ty, jasnaja?
Il’ zatmilasja tuchej mrachnoju?
Gde ty, devica, gde ty, krasnaja?
Il’ pokinula druga milogo?
I ja s goresti, so ljutoj toski,
Pojdu vo pole, pole chistoje,
Ne uvizhu li jasnoj zvezdochki,
Ja ne vstrechu li krasnoj devicy?
Tucha chjornaja skryla zvjozdochku,
Zemlja khladnaja vzjala devicu.

Where are you, little star, oh where are you, my bright one?
Have you gone behind a gloomy cloud?
Where are you, fair maiden, where are you, my fair one?
Have you forsaken your beloved?
And so with woe and cruel pain,
I shall go out into the field, the open field,
Will I not see there my little bright star?
Will I not encounter there my fair young maid?
A black cloud has hidden my little star,
The cold earth has taken my fair maid.

Mussorgsky compuso esta canción brutal con tan solo 18 añitos, la edad del amor. Boris Christoff es el gran bajo, y nadie canta como él. Los Rusos de ahora que pululan por Europa son horribles, a todos nos dan miedo y grima (sus músculos, sus coches, sus miradas machistas, sus venenos sofisticadísimos), pero sus artistas llegaron a la luna antes que ningún Neil Armstrong (me refiero a la luna de dentro, no a la de fuera.) Brutal cuando dice al final “Zemljaaaaaa khladnajaaa”. La de veces que me he puesto ese trozo en loop “La fríaaaaaa tierraaaa…”.

Publicado en mi casa

Chicas

Chicas = Age of Empires. Quedar con una significa acabar jugando al ordenador, arrasando civilizaciones con atajos de teclado que me dan recursos infinitos. Esto es un cuadro. Las ultimas cuatro cancelaron apenas horas antes de vernos dejándome sumido en un sumidero. Marcas en rojo un día y una hora, es un acontecimiento del que das cuenta a familia y amigos. Has quedado con una chica! Pero a ellas siempre les surge algo imprevisto apenas horas antes. Tu gozo en un pozo digital. Ya van cuatro seguidas igual. No tienen compasión. Civilizaciones enteras arrasadas por su falta de empatía. 

A pesar de mis abdominales, mi pisito en el centro de Berlín, a pesar de que aún tengo pelo… no me como un colín. 

Pero no me pienso quedar parado. Pagué 50€ por un mes como usuario Premium Gold Plus de esa app de contactos. Le dedico cada día media hora mínimo. Ayer me vi un tutorial de cómo conseguir más likes y abrir conversación (nunca empieces con un “hola!”, “hey” o “qué tal”.) Patético. Ah sí! Y el tango! Claro que se liga en el tango… aunque allí las chicas dan miedo. Todos estamos del ala, pero los tangueros y tangueras aún más. La última fue una terapeuta de tantra sexual que no te daba ni un abrazo la hija puta. Eso por no mencionar la cantidad de prejuicios y bloqueos que tenía con el sexo. En casa de herrero, cuchillo de palo. 

La tía me invitó a unas orgías, “sex positive spaces” que es como lo llaman. Aquí en Berlín hay mucho de eso. Pero eché un vistazo y vi que no era lo mío. Cualquier cosa con el apéndice “positive” me da mal rollo… capuchas de color morado acabadas en punta, atrapasueños, pentetrante olor a incienso y besos de tofu. No puedor. Prefiero aniquilar civilizaciones usando atajos de teclado en el Age of Empires y matarme a pajas con viejos vídeos porno cuyos gemidos me sé cómo los diálogos de tu película favorita. 

Lo reconozco. Estoy desesperado. Y no es ya por echar un polvo. Me muero por abrazar a una preciosidad viendo juntos una de superhéroes en la camita. Si no llega pronto, fabricaré una guillotina tamaño real siguiendo indicaciones de wikipedia, y me cortaré la cabeza. Lo juro. 

Mi ánimo está por los suelos. Sin chica no soy nada. Supongo que pasarme los días leyendo a Nietzsche mientras suena Tristán e Isolda, tocando a Bach y Rameau en mi clave y leyendo las noticias en el móvil no ayuda a subir el animo (aderezado todo ello con porno duro antes de dormir y Age of Empires en las horas muertas.) Pero no sé cómo hacer. Las horas muertas yacen por doquier, son cadáveres que tardan semanas en descomponerse. Mi edad me pregunta cada día “Cuándo llegamos? Cuándo llegamos?” igual que un crío cansino. Y el premio de estar trabajando en lo que me gusta, me sabe amargo como una cena de gala a la que asiste uno solo. 

Lo tengo todo, pero sin chica me sabe a nada. Where are you little star? Si me quisieras y me cuidaras sería capaz de renunciar a Bach. Podría incluso volver a comer animales maltratados y tristes. Renunciaría a construir mi guillotina tamaño real y dejaría de aniquilar civilizaciones en clara desventaja. Sería capaz de cambiar a Nietzsche por bestsellers y de escuchar a Riahna o a lo que tú quisieras en vez de a Wagner. Pondría final a mis principios y empezaríamos juntos unos nuevos. Borraría esta web. Dejaría el violonchelo o el tango. Abandonaría Berlín. Pillaría un trabajo decente y normal. Lo único que no podría darte es un hijo ni podría dejar de hacer el amor cada noche. 

Puede que suene cachondo, pero lo cierto es que estoy sufriendo como un perro chino. Y mi único consuelo es escribirlo en un blog que solo leen mis ex-novias para cotillear cómo me va. ¿Es o no es para fabricarse una guillotina tamaño natural? 

Publicado en mi casa | 1 Comentario

El imperio contraataca 

El día de la reunificación Alemana (la caída del muro) se celebra cada año en una ciudad diferente, este año toca en Berlín. Me han propuesto para componer una pieza de 5 min. sobre la efemérides y tocarla allí en el Bürgeramt frente a Merkel y compañía. Como se nota que me estoy haciendo mayor joder. Si viviera en la antigüedad sería como ser Músico de la Corte. Si esto fuera la guerra de las galaxias, fijo que un día acabaría tocando para Darth Vader disfrazado de Pictoplasma. Y yo que de mayor quería ser artista de los de verdad coño.  

Publicado en mi casa

Olé por Nike

Blak pawa!!

Publicado en mi casa

La polilla se dirige hipnotizada contra la bombilla. Una y otra vez choca contra ella, abrasando sus alas y perdiendo el rumbo. Busca obsesivamente algo que allí no se encuentra, exponiéndose así a toda clase de predadores. No ha tenido tiempo de evolucionar desde la aparición de la luz eléctrica para no confundirla con la luna. Yo revoloteo igual frente a la pantalla de mi móvil. Mi voluntad inerte. Mis ansias al máximo. Su luz hipnotizándome y prometiéndome el maná de la comunicación. Quizá el amor. Recorro las 4,7 pulgadas de mi pantalla igual que un preso que recorre miles de veces los tres metros de su celda. Mi pulgar purga cada pulgada. ¡Pequeño rectángulo del ansia que prometes ser una ventana al mundo, un mundo multitouch en alta definición! Pero cuando intento asomarme a él, choco con los barrotes y descubro una cárcel cuya batería me afano en recargar y cuyo sistema operativo tengo que actualizar. Recibo cada notificación con la misma euforia que un preso sus cartas. La hora del patio son esos putos likes que llegan con cuenta gotas. Luego viene la hora de la ducha, y Facebook deja caer la pastilla del jabón como sin querer, dirige una mirada socarrona a Google que acto seguido te guiña el ojo para que les hagas el favor de recogérsela. Mi capacidad de atención es mi ojete, y me lo habéis petado pero bien y sin vaselina cabrones. 

Cuando tenía 21 saqué la televisión de mi casa. Me sentí orgulloso y poderoso. Lo que no sabía era que años después, un aparato cien veces más pequeño, se iba a meter en mi bolsillo y a resultar cien veces peor que la puta tele. 

Publicado en mi casa

Currando para la Biennale de Amsterdam

Estoy tan feliz. Me van a llevar allí diez días antes para que prepare bien la video instalación. Será una muy buena oportunidad para ser visto, aquello estará en el hall principal todos los días, jejejeje… y en vez de pagar por algo así, me pagan. Claro que sí, llevo años dejándome los ojos currando con vídeo. Renderizar vídeos es parte de los procesos fisiológicos de mi día a día. El vídeo es un elemento principal de mi trabajo desde hace más de una década, al fin alguien me da un poco de cancha coñe.

Por otro lado no paro de jugar y de tratar de establecer nuevas formas de integrar e interactuar las pantallas del violonchelo, estoy tratando de formar un ecosistema propio en el que todo se integre orgánicamente.

Publicado en mi casa

No future va a ser que Yes

2017_NO_FUTURE_YES_0776 ©Jeronimo Alvarez.jpg

¡Ahí está el programa en el festival TNT! Ya es oficial. Existiremos. Naceremos. GRACIAS Pep por confiar en mí una vez más después de tantos años. Erais mi última esperanza.

Después de este periodo de penitencia auto impuesta, vuelvo al ruedo. Supuse que este via crucis de tocar todos estos años en la calle y vivir de las monedas de aquellos a quien tanto despreciaba (el público), obraría en mí el cambio que yo mismo no estaba siendo capaz de hacer. Pero mucho me temo que, o soy demasiado duro, o no hay nada que sacar, porque creo que sigo siendo el mismo. Ojalá me equivoque.

Ah! Ha sido maravilloso verlo traducido al catalán (esa lengua extraterrestre, al menos tanto como lo sigue siendo el Alemán después de ocho años aquí), pero me “recortaron” un trocito interesante, que aporta una información clave para entender bien No future Yes. Aquí abajo el texto al completo sin “recortes”.

¡Allá vamos!

No future Yes

Esta es una pieza fallida que lleva a ningún lugar. Después de siete años
tocando música en la calle alejado del teatro, en 2017 David Fernández
decide volver a escena con una trabajo futurista sobre la identidad digital, la tecnología y el cuerpo que no se llega a estrenar, pues es rechazado en innumerables festivales y teatros (“hay gente haciendo cosas mucho más sofisticadas […]” alegaba el programador M.F.) Usando como telón de fondo aquella performance malograda –un Black Mirror cutre– ; David, la
bailarina Maureen López y el robot P4qui7o, se adentrarán en un terreno
deforme, caótico y sin límites, poniendo en riesgo el futuro de la pieza que quieren sacar adelante y el suyo propio.

Interpretes y creación: Maureen López y David Fernández.
Concepto, producción y vídeo: David Fernández.
Fotografía: Jerónimo Álvarez.

Con el apoyo de TNT, Instituto Cervantes Berlín, Centro Conde Duque
Madrid y Cch Sierra Norte.

Gracias a Isabel del Alba, Jerónimo Álvarez, Sharon Fridman, Carlos
Fernández, Rosa Briones y Romina Peñate.

Publicado en mi casa

Salgamos a llorar

Dios no murió en vano, el tango ocupó su lugar y dio sentido y esperanza a mi vida. Maureen querida mía, a penas llevas un año bailando, y mírate qué maravilla! Joder! Convencerte fue difícil, pero ahora tú también te santiguas haciendo la cruz con tus zapatos de tango. Joder. Somos unos elegantes principiantes con Di Sarli a nuestro lado. Y qué letra tan bonita! Habla de nosotros nena.

Qué maravilla bailar contigo. Bailemos Mau! Bailemos y luego salgamos a llorar.

Publicado en mi casa