Ortega y el amor

Ortega y Gasset habla de la capacidad para enamorarse como un talento:

“El amor es un hecho poco recuente y un sentimiento que sólo ciertas almas pueden llegar a sentir; en rigor, es un talento específico que algunos seres poseen, el cual se da de ordinario unido a los otros talentos, pero puede ocurrir aislado y sin ellos. […] No se enamora cualquiera, ni de cualquiera se enamora el capaz.”

Y dedica un maravilloso párrafo a los maniáticos como yo:

“La pasión es un estado patológico que implica defectuosidad de un alma. La persona fácil al mecanismo de la obsesión, o de estructura muy simple y ruda, convertirá en “pasión”, es decir, en manía, todo germen de sentimiento que en ella caiga. […] Según se es, así se ama. […] En nada como en nuestra preferencia erótica se declara nuestro más íntimo carácter.”

Mi problema, querido Ortega, es que careciendo del talento para enamorarme, he necesitado un sucedáneo que proporcionara a mi alma iguales calambres. Lo malo de mi patología, es que esas manías obsesivas disfrazadas de enamoramiento me duran para siempre.

Publicado en mi casa | Deja un comentario

Cadenza

Una cadenza, es cuando el solista toca totalmente solo, desarrollando hasta el límite el tema principal de la pieza. Desde el barroco, en todo concierto para orquesta y solista, el compositor, o bien dejaba una parte para que el solista improvisara o compusiera su propia cadenza, o bien la componía él mismo (normalmente con la ayuda de un solista a quien solía dedicar el concierto) desafiando las posibilidades del instrumento. Todo lo que ocurre en esa maravillosa cadenza del concierto de Ligeti está escrito. Igual en el concierto de Shostakovich. Esa cadenza la escribió con Rostropovich. Son unas de las páginas más brutales y difíciles de toda la literatura para violonchelo. Hace 3 años vi a una violonchelista que se quedó en blanco en medio de la cadenza, con mil personas sentadas frente a ella y ochenta músicos a sus espaldas. El puto infierno de un concertista. Esa cadenza–attacca es una lucha a vida o muerte con el instrumento y el sentido de la música misma. Aquí está la Han-Na Chang cuando todavía era una chavala, en una de las interpretaciones más atómicas, orgiásticas y épicas. Puro rock&roll

Publicado en mi casa

:D

Publicado en mi casa

Madrid

Madrid está preciosa, a casi 20 grados Celsius los olores aletargados bajo el frío del invierno despertaban eufóricos en mis narices; evocando imágenes, sensaciones y recuerdos que creía sepultados bajo la pereza que me da esta ciudad provinciana y superficial. En plena historia de amor con Berlín, de Madrid ni me acuerdo. Pero andando por sus calles la vida se presentaba a través de mis fosas nasales con toda su extrañeza e intensidad, sin que pudiera a penas entender una pequeña parte de todo lo que en mí evocaba, pero abrazándolo como quien se encuentra por sorpresa a un amigo de la infancia muy querido al que perdiste la pista y cuyo nombre de repente no eres capaz de recordar. Cuanto más largo sea el abrazo, más tiempo tendrás para que su nombre te vuelva a la memoria… seguro que te vuelve. Seguro. Espera. Coño, qué mulludito está el plumas que lleva. Pero nada… en ese lapso interminable que dura el abrazo, otros nombres, otras personas y situaciones igualmente intensas, pero que no puedes relacionar en absoluto con esa persona, vienen a tu cabeza y entonces ya estás abrazando no solo a ese amigo de la infancia cuyo nombre no recuerdas, sino también a todas esas otras personas y situaciones que nada tienen que ver con él, pero que se han vuelto tan presentes que han hecho que le abraces hasta dejarle sin respiración. Tu amigo entonces ya no es más esa persona de tu infancia sin nombre. Tu amigo se ha convertido en un recipiente mullidito que contiene una ciudad entera: la ciudad en la que follaste por primera vez, en la que te cogiste tu primer coma etílico, en la que aprendiste a patinar o a robar motos. Tu amigo hace un ademán y te separa, reclama volver a ser dueño de su espacio vital y dejar de ser una puta ciudad entera, y es entonces cuando su nombre te viene a la memoria de sopetón. Miras intermitentemente a su ojo izquierdo y a su ojo derecho todo lo rápido que puedes (es imposible mirar a ambos ojos a la vez, todos lo sabemos), los músculos de tu boca se tensan, estás a punto de nombrarlo… pero de repente decides que no quieres pronunciar su nombre, que es mejor no decir nada, y ves que él piensa lo mismo, que él también entiende que es mejor no darse los teléfonos ni el Facebook ni las buenas tardes qué tal va la vida. Un fuerte apretón de manos y cada uno sigue su camino sin culpabilidad ni remordimientos ni temor a lo innombrable.

Madrid, qué guapa que estás, qué bonita y qué rica.

Publicado en mi casa

Du Bist die Ruh – Schubert/Souzay

Si tan solo pudiera derrumbarme por completo, romperme de verdad, por una vez. Perderme totalmente, estallar en mil pedazos… pero mi fortaleza y mi entorno favorable me lo impiden. Aquello que me salva, mi plan de vida funcionando bien, es precisamente lo que me impide ser lo que realmente llevo dentro. Se me acaba el tiempo, se me acaban las oportunidades, y ciertamente no sería capaz de imponerme y aguantar por voluntad propia el dolor que me haría falta para reventar. Soy un pusilánime cuya cobardía le impide ser lo que realmente es. Aunque quizá no sea más que una fantasía, probablemente después de reventar, simplemente descubriría que no hay nada. Qué bien canta Gerard! Qué dulce! Me dedico este lieder a modo de nana para perdonarse la tara y dormir plácidamente.

Du bist die Ruh,
Der Friede mild,
Die Sehnsucht du
Und was sie stillt.
Ich weihe dir
Voll Lust und Schmerz
Zur Wohnung hier
Mein Aug und Herz.
Kehr ein bei mir,
Und schließe du
Still hinter dir
Die Pforten zu.
Treib andern Schmerz
Aus dieser Brust!
Voll sei dies Herz
Von deiner Lust.
Dies Augenzelt
Von deinem Glanz
Allein erhellt,
O füll es ganz!

—-
Tú eres el descanso
La dulce paz
Tú eres la nostalgia
Y lo que ella calma.

A ti me consagro
Lleno de gozo y de dolor,
Aquí hallarán su morada
Mis ojos y mi corazón.

Sé huésped de mi casa
Y cierra tras de ti
Las puertas
Con cuidado.

¡Arroja todo dolor
De este pecho!
Que mi corazón se llene
Con tu dicha.

El templo de mis ojos
Se ilumina solamente
Con tu fulgor
¡Oh, llénalo a rebosar!

Publicado en mi casa

Autoalluda 2

Sigo con la autoayuda. Ahora ojeando a todos éstos filosofers, que en el fondo dicen lo mismo que los libros de autoayuda, pero de forma complicada. Heigdegger lo definía así: hemos olvidado que estamos vivos. No estamos en verdadero contacto con el misterio de la vida. Unicamente en momentos señalados; por una enfermedad, o estando solos en el campo (o escuchando la misma pieza de Bach tropecientas veces) …muy raramente sentimos “da sein” lo que se es, el ser. Solo cuando al fin conectamos con nosotros mismos, sentimos pertenecer a algo más grande que nosotros. Bingo. También dice que hemos olvidado que estamos conectados a todo, y tratamos las cosas como un medio para algo, y no como fines en sí mismas. Hay un ser común, una unidad con todo. Hay que conectar con eso. Lo mismo que el librete de autoayuda de mi hermano.

Somos libres, y nos debemos a nosotros mismos, no a la cháchara o a lo que los otros piensen de nosotros! Pero Sartre dice que el infierno es la mirada del otro:  “el infierno son los otros”, y su Jean Genet insiste en que un infranqueable abismo separa la certidumbre subjetiva de nosotros mismos y la verdad objetiva que somos para otros (y digo yo, cómo coño vamos a ser una realidad objetiva para la subjetividad infernal de los otros). Y luego he visto esto en un foro también:

sartre mirada.jpg

Y sigue Sartre, que como estamos condenados a la libertad, somos completamente responsables de nuestros actos. Tenemos que ser responsables de los mismos, y crear nuestra propia ética, sin servir a un sistema de creencias externo a nosotros. Kierkegaard decía que lo más importante para un individuo es encontrar su propia vocación. Bravo! “…encontrar la idea por la uno que pueda vivir o morir.” Yo a edad muy temprana encontré la idea por la que matar a otros. Es el peligro de escoger uno su propio camino sin ayuda de normas externas o criterios universales u objetivos. Por suerte encontré rápido la idea por la que morir, y sustituí la idea por la que merecía la pena matar por otra por la que merecía la pena morir. Todo para encontrar un sentido a la vida, claro.

Por otro lado, querido Roberto, si dejara de tener conflictos y de sufrir por completo, a qué coño me iba a dedicar? Quiero decir, mi trabajo se nutre de ellos! Pero sí, tengo que aprender a meditar. Aunque creo que encontré hace mucho mi forma de meditar y de conectar con la esencia de lo que soy, para dejar de pensar en matar a otros o en matarme por idea alguna. Se le supone a Bach un afán desmedido por conectar con dios, pero yo creo que su música trata sobretodo lo humano; lo demasiado humano. Invención nº2 en do menor:

Publicado en mi casa

Pizzahut y el camino a la dicha

En todo lo que leo, en la mayoría del cine que veo, en las conversaciones que mantengo, viendo a la gente a mi alrededor (con la excepción de mi madre)… todo viene a decir que la felicidad es inasible y que el mundo está lleno de dificultades y de dolor. Mi Angélica añade que los que somos felices somos unos imbéciles y unos inconscientes. Y cómo llamo yo a esto entonces? A este estado que tantos años y esfuerzo me ha costado? Y no se puede decir que haya llegado aquí a través de la inconsciencia! Llegar aquí me ha costado un sufrimiento de tres pares de cojones. Pero esto es dicha, con todo su dolor y toda su crudeza. Dicha pura. Estar aquí totalmente solo durante estos días, escuchando cientocincuenta veces la adaptación para piano de la tocata BWV 538.

A mi siempre me ha atraído la estética de la infelicidad, mi vanidad ha disfrutado como una cerda el dolor y la desdicha, me he identificado siempre con un personaje atormentado y autosuficiente.. a pesar de ello, llevo aquí días encerrado y no encuentro que pueda haber un estado más pleno de felicidad que esto, ni siquiera echo de menos una pivita. Y entonces? porqué pierdo el tiempo escribiéndolo? Qué mierdas significa este blog?? me la pela, es parte de las cosas que me hacen feliz; imaginar que hay alguien ahí afuera que le importa mi lucha y mi trabajo y mi proceso y mis fracasos y mis victorias. Voy a seguir, voy a seguir resistiendo (ya estamos otra vez con la épica de los cojones) y voy a conseguirlo. Voy a volver, voy a volver!! Después de casi 7 años calladito centrado en la música… se acabó!! Ya estoy listo. Se acabó mi puta penitencia por las calles de Berlín recogiendo monedas de los transeúntes. Vamos a volver a darnos valor y conquistar el lugar que nos merecemos. Que voy a cumplir 41 años, coño!! Con mi Mau a mi lado!!! Vamos que nos vamos

y viva Bach, coño, viva Bach. Si no fuera por él, nunca hubiera entendido de qué va esto, y seguiría repartiendo pizza en el Pizzahut. A ese cabrón le debo todo lo que soy.

Publicado en mi casa | 1 Comentario

Angélica Liddel y Gumersindo Puche. Os quiero


Hay que escucharles

Publicado en mi casa

Godspeed You Black Emperor – Sleep

23 putos años escuchando solo música clásica, y es la primera vez que me digo en serio “David, hay ahí fuera todo un mundo que no estás escuchando y que te estás perdiendo. Abre tu puta cabeza” Digo yo que ha sido parte de una terapia de choque, pero ya está. Ya. Ya cariño. ya puedes parar.

Gracias a Mill Spampinato! Un fan de Sicilia que compartió esto conmigo después de un concierto. Hay que escucharlo tranquilamente, del tirón.

Publicado en mi casa

Goethe otra vez

Trata a un hombre tal como es, y seguirá siendo lo que es; trátalo como puede y debe ser, y se convertirá en lo que puede y debe ser.

Tratemos a aquellos que queremos y que nos importan como lo que pueden ser, es importante.

Publicado en mi casa

jaleo avestruces seveneleven.gif

Imagen | Publicado el por

Qué fácil ha sido olvidarte;
no olías a nada

Si hubieras olido a lavanda
cada vez que voy al campo
o al entrar en las ecotiendas
me hubiera asaltado tu recuerdo
como un ladrón o un amigo al que se debe dinero

Si hubieras olido mal
no te habría podido olvidar
Si hubieras olido bien
no te hubiera querido olvidar

Pero ni bien ni mal, simplemente no olías a nada!
Qué fácil ha sido olvidarte

Si hubieras olido a Vernel, o a Nenuco, o Chispas o a desodorante
No sería yo tan libre, ni estaría tan bien ni tan campante

Si hubieras olido a una fragancia vulgar
te hubiera recordado cada día
al cruzarme con todas las que la llevan
en la calle, en el metro, en los supermercados o en el infierno

Si hubieras olido como oliste aquella única vez
te hubiera recordado sin cesar
y mi dolor nunca se hubiera transformado en dicha
ni en aire mi asfixia

Si hubieras olido a pólvora
te hubiera recordado tras cada explosión
tras cada guerra o cada celebración
tras los fusilamientos y después los juegos de niños en navidad

Si hubieras olido a naftalina
cómo hubieran huido las polillas!
y yo con ellas
de las habitaciones cerradas y de la ropa

Si hubieras olido a sudor
te hubiera recordado en el gimnasio
y en el trajín físico de otros amores

Si hubieras olido a ti
te hubiera recordado cada vez que me faltas
cada vez que alargando mi mano
como en el sueño del otro día
para acariciar tu perfil
me topaba con tu presencia fantasmal

Pero no olías a nada
Qué fácil ha sido olvidarte
para empezar a buscarte de nuevo
en otras mujeres
en otro miedo

Publicado en mi casa

Autoalluda 1

Rilke dijo: “Hay que aprender a morir. En eso consiste la vida, en preparar con tiempo la obra maestra de una muerte noble y suprema, una muerte en la que el azar no tome parte, una muerte consumada, feliz y entusiasta…”

Pero entre medias hay que aprender a vivir… Seguiré teniendo a Bach como guía espiritual y a estos cabronazos como consejeros de alcoba, pero necesito herramientas prácticas para no ser tan vulnerable.

El libro éste de mi hermano me está dando un montón de herramientas. Siempre he trabajado y vivido de mis pasiones y de mis obsesiones, pero tengo que aprender a parar el caballo de vez en cuando, porque sino me va a desnucar.

——
1
Hay que centrarse en el aquí y ahora. Los pensamientos –el pensamiento compulsivo– son un bicho, una enfermedad. La cabeza no puede vivir en el presente, por eso nos ata al pasado (los traumas, lo que podía haber sido, lo que hice o dejé de hacer) y al futuro (las preocupaciones, los miedos, las inseguridades…) Pero ambos –pasado y futuro– son una invención de la cabeza; solo existe el presente. La cabeza hace que nos identifiquemos con ella, y creamos que somos nuestros pensamientos y las emociones que generan, pero la cabeza es solo una herramienta, una parte pequeña. Nosotros somos algo mucho más grande y más profundo. Y hay que parar la cabeza y conectar con eso que realmente somos.

Para detenerla hay que observar ese runrún desde fuera; sin juzgar, sin criticar, sin luchar contra ello, rendirse y centrarse en el momento presente. Entonces quitamos fuerza a toda esa neurosis toxica de los huevos. Simplemente observandola y cobrando conciencia “del que observa”, ese somos.

Para lo cual no está nada mal realizar las tareas que hagamos, no como un medio para conseguir algo, sino como un fin en sí mismas: limpio mi baño, no para que huela bien porque estaba hecho un asco, sino para conectar con el presente y joder a mi cabeza. :D
—–

Eso para la parte de aprender a vivir, para la de aprender a morir me estoy estudiando el preludio en Do# mayor BWV 872 de Bach. Mi verdadero y gran amor.

Publicado en Autoalluda

Edel Rodríguez, ilustrador

Spiegel-Trump-web.jpg

Dar en la diana; pedazo de trabajo el de este tipo.

Publicado en mi casa

Que yo sufra mucho carece de importancia comparado con el problema de que no seas capaz, mi querida Lou, de reencontrarte a ti misma.
Nunca he conocido a una persona más pobre que tú. 
Ignorante pero con mucho ingenio.
Capaz de aprovechar al máximo lo que conoce.
Sin gusto pero ingenua respecto de esta carencia.
Sincera y justa en minucias, por tozuda en general, en una escala mayor, en la actitud total hacia la vida:
Insincera.
Sin la menor sensibilidad para dar o recibir. 
Carente de espíritu e incapaz de amar.
En afectos, siempre enferma y al borde de la locura.
Sin agradecimiento, sin vergüenza hacia sus benefactores…
En particular:
Nada fiable.
De mal comportamiento.
Grosera en cuestiones de honor…
Un cerebro con incipientes indicios de alma.
El carácter de un gato: el depredador disfrazado de animal doméstico.
Nobleza como reminiscencia del trato con personas más nobles.
Fuerte voluntad pero no un gran objeto.
Sin diligencia ni pureza.
Sensualidad cruelmente desplazada.
Egoísmo infantil como resultado de atrofia y retraso sexual.
Sin amor por las personas pero enamorada de Dios.
Con necesidad de expansión.
Astuta, llena de autodominio ante la sexualidad masculina.
Tuyo

Friedrich N.

Carta de Friedrich Nietze a Lou Salomé

Publicado en Uncategorized

3

El otro día, a mitad de concierto, se me partió una cuerda, así que tuve que seguir tocando con solo 3 cuerdas! Como un perro con tres patas que intenta hacer vida normal; es más fácil hacer pipí.

Gracias a toda la gente de la Nave Indeleble! Qué gustazo, qué sonidazo, qué de cariño y buen hacer… todos los años toco allí, y siempre me quedo relleno. Un placer.

Publicado en mi casa

masterpiece


Que buenos los cabrones

Publicado en mi casa

Juro que esto me lo ha dado un cajero de la Caixa. Me vienen a la cabeza otras versiones ilustrativas:

VIOLENCIA DE GÉNERO, puede colaborar enviando VIOLENCIA al 28024

TERRORISMO YIHADISTA, puede colaborar enviando TERRORISMO al 28024

MALTRATO ANIMAL, puede colaborar enviando MALTRATO al 28024

ALCOHOLISMO JUBENIL, puede colaborar enviando “JUVENIL ES CON UBE” al 28024

Dado el poder mayúsculo de las palabras, se podrían cuidar un poco más este tipo enunciados, propongo esto:

POBREZA INFANTIL, puede colaborar enviando RIQUEZA al 28024

Pero quizá el enunciado original es revelador: al querer ayudar e interactuar con el dolor de los otros mandando un SMS cómodamente desde nuestro sofá, efectivamente colaboramos en perpetuar una forma de interactuar con el mundo que en el fondo genera pobreza infantil (y terrorismo yihadista, y violencia de género, y maltrato animal, y alcoholismo y faltas de ortografía…)

Publicado en Uncategorized

Autoayuda

Siempre he o-d-i-a-d-o- los libros de autoayuda. Cuando he necesitado resolver los entresijos de mi personilla, siempre he ido a Ortega y Gasset, Pasqual Quignard, Tolstoi, Dostoyevsky, Stenhdal… Pedante! … Acabas tan jodido como sus personajes. Y necesito nuevas herramientas, ya no me vale machacarme vivo. El otro dia encontré un libro de esos en casa de mi hermano. Tanto él como mi padre son aficionados a las pseudo filosofías budistas y libretes de autoayuda… pues he decidido que me lo voy a leer! A ver qué dice. La comparación musical sería… entre escucharte una sinfonía de Mahler, o una suite para violonchelo de Bach, o ponerte una melodía de esas con sintetizadores, sonido de agua de fondo y una campanita tibetana. Ah! y los pájaros pregrabados. En fin. Sin prejuicios que voy.

Pero tengo que admitir que al abrir el libro, leí algo que me encantó y me sedujo totalmente, dice el tipo “La mayoría de la gente está enamorada de su drama”. Ahí me has dao cabrón! Yo no solo estoy enamorado de mi drama, sino que vivo de él!! Jajajajajajaa… qué hariá yo sin mi drama? …siempre me quedará el tango. Joder, es que para un hijoputa como yo sin talento ni disciplina ni educación ni destreza, la única forma de tener algo que contar y darle fuerza ha sido arrear fuerte y gritar “arre! arreeee!” y dejarme caer, quedándome enganchado con la bota al estribo del caballo de las pasiones mientras éste arrastraba mi cuerpo inerte por los caminos sin asfaltar de mi superficialidad polvorienta.

Autohelp! Autohelp me voy a dar yo.

Publicado en mi casa