Desde mi habitación en Berlín, “ring this guy”

Publicado en mi casa

La canción más triste del mundo (otra vez)

Muy fuerte. Después de dos años, volver a ser in vitado al “Saddest song in the world contest” en el Volksbühne de Berlín, otra vez una semana componiendo en casa, y otra vez el público que elige esa canción como la más triste del mundo. Qué alegría de tristeza coño. Gracias Berlín!! Y gracias sobre todo a mi grande Maureen Lopez Lembo, que me grabó ese mensaje haciendo de tripas corazón, y sé por mucha gente, que ese final les partió el corazón y decantó su triste voto final.

Una canción que habla de ese mensaje que todos esperamos con ansiedad y que nunca llega, pero que está creada usando esos sonidos y esos tonos que nos anuncian la llegada de un mensaje, un mail o una llamada… soniditos y vibraciones que nos revuelven las tripas y que nos tienen esclavizados. Los malditos smartphones! Lo juro, yo lo llevo fatal. Estoy absolutamente enganchado y sometido. Lo admito.

La canción se puede descargar!

Publicado en mi casa | 1 Comentario

El tango es asqueroso, 

me lo decía ayer un tipo, y lo admito. Repelente es el apelativo que se le ajusta como un guante. Grimosa demostración de una chulería que en su contención es pretenciosa y de una falsa modestia angustiosa. Para el que no está dentro del tango, todo ese código morse formado a base de pasitos con el que la pareja de bailarines se comunica, no deja de ser una estupidez incomprensible construida como una fortaleza para dejarle fuera. Acceder a esa comunidad elitista y especializada —el club del abrazo— es un duro camino que deja atrás a muchas víctimas. Uno puede verlas, cojas, casi tullidas, tratando de bailar en las milongas, sin entender por qué se pasan sentados toda la noche, sin aceptar que su pronunciación del vocabulario del tango, es solo un balbuceo, tortura insufrible e insultante para el bailarín o bailarina que domina su gramática. Y luego está el típico estirao que baila de la hostia, con su perilla recortada y sus pantalones de campana… diossssss!!!

Por supuesto, hay otra dimensión. La que vivimos los enfermos de tango, los que estamos dentro y buscamos la perfección del abrazo, la pureza de cada paso, la comunicación honesta y vulnerable con el otro bailarín. Inventar juntos coreografía contra la muerte, la vejez y la soledad; improvisando al ritmo de esa música muerta, llorona y antigua, con ese monstruo triste de cuatro piernas en el que nos convertimos al abrazarnos. Buscamos como yonkis ese tango que nos reviente la cabeza y nos cure el corazón, y solo nosotros sabemos lo que es esta enfermedad. Nos matamos a clases, y sufrimos dolores y decepciones y quebrantos por bailar como se debe. Nos enamoramos. Nos aislamos del resto del mundo. Renunciamos a otra vida social. Entonces es muy difícil bailar con alguien que no esté pasando por eso, y que no lo viva así. Yo diría: insoportable. 

Supongo que también debe haber otra dimensión más lúdica y ligera del tango. Rollo ir a bailar un poco y charlar y tomar algo… pero no me cabe en la cabeza. 

Ah! Ayer volví a ganar “La canción más triste del mundo” en el Volksbühne de Berlin! Cómo puede ser???? Joder joder joder!! Qué de alegrías me trae mi tristeza. Gracias mi Mau por tu colaboración!! …pero esto se merece un post a parte coño. 

Publicado en Uncategorized

Gubaidulina 

http://elpaissemanal.elpais.com/confidencias/sofia-gubaidulina-compositora/?por=mosaico
Maravilloso artículo. Junto con Pärt, son dos de los pocos grandes que quedan vivos. Recuerdo hace 10 años en un concierto homenaje en Madrid, que salió a tocar el aquófono toda pequeñita y tímida. El puto aquófono y la puta Gubaidulina. 

Publicado en Uncategorized

Estaba en casa tan tranquilo. Cené algo. Pensaba en irme a dormir. Pero y si fuera la última noche que bailo tango? Quiero decir… uno nunca sabe. Y estoy en Berlín, la puta ciudad del tango. Así que me he cogido mis zapatos, y a pesar de la lluvia y de la modorra, me he decidido y me voy  a la milonga más bonita de todas. A ver qué va a pasar aquí. 

Publicado en Uncategorized

Lo que tenga que pasar, pasará. Yo lo que no puedo hacer es quedarme sin ir a bailar tango. 

Publicado en Uncategorized

Tutting

Cosas maravillosas que me enseña mi Mau. 

Publicado en Uncategorized

Se me olvidó nuestro 20 aniversario

Hace un año fue el 20 aniversario de la primera vez que salí a un escenario! Fue en 1996 en Madrid con Olga Mesa, yo salía en pelotas (con calcetines) a tocar mi violonchelo. No llevaba mucho tocando, y fue una experiencia brutal salir durante dos semanas con Olga a escena, que me cuidó tanto y con la que pasé tantos buenos momentos. Cuanta ropa ha caído desde entonces! Mi querida Olga!! Gracias por aquella oportunidad tan maravillosa!! Fue precioso estrenarme en escena a tu lado, y tocar, tocar!! Te mando mil besos!
OLGA4.jpg

Publicado en mi casa

15

Hace poco he conocido a una mujer sin miedo, cuyo único temor (y eso le hace aún más grande) es hacer daño a alguien por accidente. Mandemos el miedo al carajo. También he pensado que este blog es una completa mierda. Lo que he estado haciendo en general a nivel de proyección pública es una moña narcisista y grimosa. Me he planteado seriamente hacer desaparecer todo esto. 

Antes de ayer volví a tocar a la calle. Estoy sin blanca. Día 20 y aún no sé cómo pagaré el mes que viene. La calle no funciona como antes, 15€ en 3 horas! Antes me sacaba 80€ o 100€ o 200€. Vamos no me jodas. Que alguien me lo explique: cuanto mejor toco, cuanto mejor es lo que hago. Menos gano. Ah claro. Es una señal: que dejes la calle David. Además mi cuerpo ya no aguanta tanta tralla. No puedo tocar tantas horas sin hacerme daño. Tengo miedo. Qué haré? Cómo seguiré adelante? De dónde sacaré la fuerza y la pasta? Me voy haciendo mayor, y ya no puedo seguir con la rabia como combustible. Mi cuerpo no aguanta. 

Es curioso acabar de recibir una invitación para formar parte de una de las bienales más importantes de la música clásica, mi puto Everest profesional, y estar a la semana siguiente en lo más bajo. Joder, solo pido tener para aguacates y para mis clases de tango. 

Pero es que no quiero venderme. Pero tendré que hacerlo. Mi madre hace poco: David; los artistas que no trabajaban para los ricos se suicidan o son unos muertos de hambre. 

Cuánto tiempo aguantaré sin venderme? Y si me vendiera un poquito, pero muy muy caro? 
Me va a ir bien. Lo sé. Lo sé. Algún día veré estos años en la distancia con cariño y añoranza. Disfruta coño! 

Publicado en Uncategorized

Aaaahhhhhh

Ocurrió! Ocurioooo!! Ayer toqué en el Volksbühne. Pinché de público. A pesar de haber estado un mes pegando carteles por media ciudad (trabajo que me obsesiona pero que odio). Pero al fin ocurrió. Al terminar el concierto se me acercó un tipo enorme, “hola David, te hemos estado siguiendo, soy el director de tal, y he cogido un avión para venir a verte. Me ha encantado.” :D Aahhahahahah!!!! Joder, joder!!! Una de las citas más potentes del mundo de música clásica. El puto Yo Yo Ma ha tocado ahí! Jordi Savall presentará su nuevo proyecto el año próximo. Y si todo va bien yo también estaré con mi violonchelo. Mi puto sueño. Brutal. Hoy he tomado un café con él y todo parecía tan normal… Queremos que hagas esto, y esto otro, y esto para el cierre. Qué bien que le eché morro y les escribí hace tres años. Con dos cojones. Pero nunca me imaginé… Yo que llevo tocando en la calle seis putos/bellos años. Olé!! Hay que soñar en voz alta coño, en voz alta! Aunque se esté en lo más bajo. 

Mierda, el Pictoplasma me persigue

Mierda, el Pictoplasma me persigue, y su cartel es más grande que el mío

Publicado en Uncategorized

Allá voy Volksbühne!

Publicado en Uncategorized

Esta trompeta!

https://www.konstantin-doeben.com

Estoy que no cago. Adoro a este tío. Tengo el placer de tocar con él en Stegreif Orchester. Cuando toca y se pone a improvisar, el mundo se para.  Le invité y ha aceptado! Hahhahahaaaa… El próximo lunes me acompañará en mi concierto en el Volksbühne. 

Qué fuerte tocar junto a alguien así… Pellízcate David. 

Joder. Me vine a Berlín hace 7 años para sacar adelante mi sueño de tocar el violonchelo. Me he roto los huevos… Pero nunca creí que lo conseguiría… Quiero decir, no sé cómo voy a pagar el piso el mes que viene, pero estoy tocando mis piezas en el puto Volksbühne y eso me lo tengo que reconocer. 
Ahora tengo que aprender a hacer lo mismo, pero más relajadooooo …
Y qué bonito estar rodeado de gente que te quiere. Claro que sí. La gente que no te quiere, a tomar por culo. Con la de amor y sonatas que da uno, como para aguantar dos de cal. Amor! Más amor coñe!!

Publicado en Uncategorized

ecce cello en el Volksbühne de Berlín, vamos que nos vamossss

La semana que viene toco por segunda vez un concierto en el Volksbühne de Berlín. Como se acostumbra uno a las cosas! Me costó tres años meter la cabeza. Recuerdo la primera vez que fui a ver un concierto allí, y pensar lo alucinante que sería tocar ahí, lo veía imposible. Pero gracias a una chica que me escuchó tocar bajo el puente de Kotti y me dió la oportunidad de tocar allí un tema… Y al público que apoyó sorpresivamente mi composición… Y luego el petardo del programador, que se come con patatas su falta de confianza en mí… cuando cuando llené la sala hasta arriba en mi primer concierto. Joder joder!! Y ahora voy a tocar otra vez y no estoy ni nervioso, …como si fuera normal!!? Entschuldigung? Eso sí, pateando medio Berlín pegando carteles a punta pala. :) Estoy feliz

Publicado en Uncategorized

Antonio Centeno y punto

“El sexo es el motor de la vida independiente. Vives como follas, follas como vives. La vida es el vínculo con el otro por la alegría y por el llanto, por lo sensible: por el placer. Estar vivo es estar atravesado por la disposición al placer.”

 Antonio es parapléjico, matemático y  activista por la diversidad funcional… Vamos, por el derecho a follar y no a que te follen. 

Hay que leer su entrevista! Pedazo tío. Gracias Mau!

Publicado en Uncategorized

Do you love me

Nuevo tema ensayando en casa con el live looping the los huevos

Publicado en mi casa

#freeschubert con Stegreiforchester

Toda la semana pasada en el norte de Alemania ensayando con Stegreif Orchester, una experiencia única. Casi 30 músicos, la puta muchachada! Todos de menos de 25 años… Chavales! jajajaaj… podría ser vuestro padre! …y luego 3 conciertos brutales de una adaptación de una sinfonía de Schubert. Y aquí en Berlin éxito apoteósico. Además por primera vez probamos lo que se supone que es la razón de ser de esta orquesta, improvisamos una sinfonía completa de 30 minutos, siguiendo las indicaciones de Juri de Marco. Joder. Qué experiencia ser uno más… aunque entre que casi no sé leer partituras, y todo es en Alemán… jajajajaaa!!! No me entero de nada. Solo de lo que suena. Eso sí lo cojo. Ese es mi idioma.

Publicado en mi casa

Cuatro intensos días de tango. Workshop a mediodía, clase por la tarde y a bailar por las noches. Te vuelves insaciable. Quieres aprender, y repetir y repetir ese paso, y bailar esta o aquella música. Y encuentras a compañeras como tú, que para este vicio hacen falta dos, y entonces ninguno de los dos quiere parar. Ni puede. Ni lo intenta. Lo ves en sus ojos; están enfermas como lo estás tú: no te tienes que justificar más. Comer algo rápido y volver a la pista. Ayer 9 horas bailando y cuando se acaba te sabe a poco. Te vas a casa sintiendo el cuerpo del otro aún abrazado al tuyo. Provocando sacudidas y calambres durante el sueño. Sientes aún la presión de su pecho contra el tuyo. Sus pestañas rozándote la oreja. El calor y la humedad de su cuerpo tras horas bailando. Las manos aferradas la una a la otra, recibiendo y emitiendo presiones sutiles que que transmiten indicaciones, ritmos y miedos. No entiendes cómo la gente puede vivir sin esto, y sobretodo no entiendes cómo tú pudiste. Hundes tu cabeza en la almohada y solo esperas que lo que hay en medio de de un día de tango y otro pase rápido. 
Y mis maestros! Gaia, Leandro y Francesco… Ah, qué suerte he tenido de encontraros. Familia mía!

Publicado en Uncategorized

Desde Rusia con horror

Leo que diferentes informes que hablan de la detención ilegal y tortura de decenas de hombres en Chechenia por su homosexialidad. El portavoz de un líder checheno dice que “todo es una absoluta mentira y desinformación”  y  da esta alucinante explicación:

“No puedes detener y perseguir a personas que simplemente no existen […] Si hubiese este tipo de personas en Chechenia, las autoridades no necesitarían hacer nada con ellos porque sus familiares les enviarían a un lugar del que no existe retorno.”

Rusia cada vez da más asco. 

Publicado en Uncategorized

Fin de semana enfermo de tango. El lunes, después de bailar viernes, sábado y domingo, soñé que en medio de la pista había un agujero cuadrado, justo del tamaño de una cama. Y todos los bailarines caían, uno tras otro. Al abrir los ojos escuchaba aún la música, y tenía como una especie de fiebre, de asco. Casi me da un ataque de pánico. Como esa chica con la que no paré de bailar hasta las 3 de la mañana. La pobre tenía ataques de pánico, y se fue calmando a lo largo de la noche. Fue mejor que follar, mejor que hablar, mejor que leer, mejor que ver una peli en 3D, mejor que nadar en pelotas en un lago, mejor que el mar y que la montaña. Lo sabía, lo sabía. Tengo buena intuición. El tango es mejor que la coca, mejor que la comida. Sufro, por supuesto… las putas 500 clases de tango, quinientas!, que he tomado hasta la fecha aún me hacen bailar como un aficionado. Y este mundo es excluyente de cojones… pero ella me aceptó, joder, y me hizo dichoso. Cuando empezaba a sonar la música posaba primero su pecho (sus tetas, su corazón) sobre el mío, entonces, poco a poco iba abrazándome con el brazo izquierdo, luego tocaba mis dedos con su otra mano. Todos los bailarines ya habían empezado a moverse por la pista, al fin nos agarrábamos las manos y poníamos el brazo en posición… entonces la tía tomaba una respiración profunda, armaba todo su torso y construía con él un refugio para el mío. El abrazo es lo más acojonante del tango. La gente que te abraza así, con una entrega brutal, llena de técnica y perfección enfermiza, te desarma por completo. La pista se fue quedando vacía y ahí seguíamos ella y yo. Dichosos los dos, sin a penas haber cruzado tres palabras.

Tengo que aprender a bailar bien. Tengo que aprender a bailar mejor. Tengo que ser mejor. Tengo que bailar mejor. Tengo que aprender bien. Tengo que hacerlo. Tengo que hacerlo. No hay otra opción. Soy un puto torpe, pues tengo que trabajar más duro.

Con lo pedante que soy, ya solo me faltaba bailar tango bien. Algún día me cortaré la cabeza. Lo juro

Publicado en mi casa