los catalanes deberían prohibir los toreros, no los toros. peros vamos… que como hasta dosmildoce no entra en vigor (vigor, vigor) la prohibición pues los toros pueden todavía aprovechar para fundir a unos cuantos
muchachitos de traje de luces, que luego se lo tendrán prohibido. y vendrá el dulce retiro: al monte a pastar y a follar vacas como locos hasta la propia extinción.
mejor extinguirse. el extinguido no sufre por no existir joder.
a la mierda la bio-diversidad, que lo importante es la felicidad (y el sufrimiento david, y el sufrimiento).

Anuncios

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en mi casa, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.