no estoy a mi altura…

ayer después de hacer “contra las cuerdas” pensé en abandonar. en dejar de hacer música, de bailar (sobre todo de bailar). pensé en mi mediocridad como intérprete y mis límites como creador. no estoy a la altura de mis visiones, ni de mis deseos, ni de mi energía. pero luego 4 ó 5 personas me dijeron que estuvo bien, y pasé de mí y les hice caso. sobre todo por sobrevivirme.