el silencio de la re-hostia mahleriana

en el templo del sonido lo más importante fueron los silencios. el silencio como espejo sobre el que se mira el abismo. solo roto por casi una decena de alarmitas, móviles y señales horarias varias.