mi estómago me está comiendo.

estoy hecho unos zorros. como mi estómago no recibe ninguna proteína de origen animal hace meses, para suplirla echa mano del único animal accesible. o sea, yo. he adelgazado 5 kilos, y yo era pura fibra. se me notan todos los huesos del gepeto. con lo que me gustaban a mí mis músculos! yo era mis músculos. siempre los he adorado. han sido parte de mis cimientos. mi profundidad se basaba en mis músculos. ahora mi estómago los digiere como si fueran los de otro. pierdo mi belleza por no robar la de otros. pero ya no la necesito. este cuerpo ladrón de cuerpos ahora se roba a sí mismo. pues que se afee.

Anuncios