autoestima de perros

escribir siempre ha sido una de mis mayores frustraciones. lo acabo de escribir. la música es otra de mis mayores y diarias frustraciones. toco cada día a bach para recordármelo. la danza no tan grande, pero también duele. por eso sigo bailando. actuar igual: solo soy un actor mediocre con un buen culo (y ya tengo 35, el culo-stanivlasky se está cayendo!). casi cada día me reúno con una o varias de esas frustraciones al mismo tiempo como en un carnaval esperpéntico y cansino. agotador. y mi autoestima me muerde en la entrepierna como un perro asustado. hoy empiezo los ensayos de “no se calle el silencio”, siempre quise escribir y producir una obra sobre ese gran amor de mi vida que son los animales. pero ahora siento que no tengo nada que decir al respecto. y ese perro se aferra a su presa – mis huevos – porque es lo único que tiene. y lo único que tengo yo es a ese can.

Anuncios

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en mi casa, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.