play

ocho de la mañana. volviendo a casa con un pedo tremendo descubro que he perdido las llaves del queso. así que tengo que volver sobre mis pasos y soportar la insoportable compañía de esta manifestación de zombis mañaneros, se me rehace de día mientras tanto. en la confusión contemplo cómo se salva el chaval y cómo me podría salvar yo mismo. como que es una cuestión de puros videojuegos-contra-lo-reAL. v

Anuncios

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en mi casa, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.