ortega; sobre el hombre romántico

el romántico era un hombre que buscaba en la vida la embriaguez. sólo se sentía a gusto cuando perdía la serenidad (…) bebiendo de lo sublime y lo excesivo, lo que pasa toda medida, lo que nos arrolla, nos aniquila, nos aplasta. es la copa más alta de las que un hombre puede beber sin perder la cordura.

no necesitaba ver de las cosas si no lo estrictamente necesario para que se disparase su emoción, para entrar en frenesí y embriaguez. entonces se volvía de espaldas al exterior y se ponía a beber su propio estupor. (…) lo que el romántico busca al rozarse con los paisajes: más que verlos a ellos, contempla los remolinos y hondas que en su alma apasionada y líquida forma la piedra que cae de fuera.

ortega y gasset.  el alpe y la sierra

Anuncios

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en mi casa, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.