amar

no soporto la poesía, pero adoro a los poetas. detesto la danza, pero me encantan las bailarinas… (con el teatro no hay dicotomía posible, detesto por igual al teatro y a los actores.) amo la música, pero no aguanto a los músicos. mi capacidad para detestar es inversamente proporcional a mi capacidad para amar. cuanto más amo, más odio siento hacia aquello que no soy capaz de amar. como dice mann, parte importante del saber es elegir bien aquello de lo que uno no quiere saber absolutamente nada. entonces se me ocurre que parte de importante del amar es elegir bien lo que uno ha de odiar (sé que hay luz cuando veo sombras. la luz es sobre todo las sombras que crea, más que su reflejo sobre las superficies que golpea. jodeos putos paneles de energía solar!) la ética del error. errar de sed por convicción. equivocarse de sed (ahí la cagas). “me equivoqué de sed.” le espeta el amante no correspondido a su amada.

(estás jodido tío. ahora mismo han quitado todas las subvenciones a las renovables, la luz está devaluada, así que ya te estás buscando otro trabajo, porque lo que es instalador de paneles solares, como que no da para más …y para lo de la sed …pues búscate unas clases de yoga o de meditación. pero no des la chapa a tus colegas. o te quedarás solateras.)

Anuncios

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en mi casa, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.