puto mirlo

desde hace dos días hay un pitido agudo e insoportable en el patio de mi casa, no importa que mi habitación de a la calle, y que esté separada por dos puertas del patio: se oye perfectamente. penetra en mí como un punzón afilado. se repite a intervalos regulares, lo estuve escuchando ayer hasta las 3 de la mañana, y hoy a las 9:30 seguía allí. hoy he bajado al patio a ver qué cojones era aquello, dispuesto a destruir el dispositivo del demonio… y otra vez ha vuelto a pasar. cuando los mirlos están enamorados, en primavera, su canto me embelesa y droga el alma. los busco, los persigo, y colecciono sus soniditos. como un niño que se va encontrando canicas de colores por el suelo. y en berlin hay cientos de miles. pero cuando no están enamorados, su canto es obsesivo, basura, una putamierda reluctante a la belleza. un eructo chirriante y terrorífico que estropea mi realidad. no concibo que ambos pájaros sean el mismo pájaro.

Anuncios

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.