trabajar con el estómago vacío

tengo que empezar a mirarme esto. adoro trabajar sin comer, me pone en un estado como de trance. no conozco mayor droga que esta sensación de hambre a la vez que una poderosa obsesión se instala en la base de mi cráneo, como un parásito que toma el control y me guía durante horas y horas por una montaña de tareas que hacer, documentación que mirar, ideas que descartar o desarrollar. tener mi clave cerca para tocar un ratito a bach, hacerme una pajilla rápida, y volver a seguir tirando del hilo! mmmmmm… placeres de la vida y el trabajo.

hace poco participé en el documental de un colega sobre el tema del hambre. para mí está claro: hay que mantenerse hambriento. en todos los sentidos. la tripa llena te deja en un estado de satisfacción que te desactiva. el hambre te puede guiar como el sonar de los murciélagos, indicándote caminos que permanecen ocultos a simple vista.

Anuncios

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.