vanidad hija de la grandísima…

mi búsqueda no solo está ceñida a las ansias por expresar o manifestar lo que pienso y me pasa. sufro por lo pírrico de mis hallazgos. y busco hace años, con frustración, la razón de dvidfdzPersasMerida3mis límites. por qué sigo atascado en lo mismo? y soy incapaz de hacer algo que merezca la pena? creo que he encontrado una de las principales razones: mi gigantesca vanidad. puede ser que ésta sea la enfermedad que limita mi capacidad; la excesiva conciencia de mí mismo, el regodeo que siento al percibirme desde los ojos del otro… y cómo curarse de un exceso, cuando el que lo sufre, es el mismo que lo disfruta? ojalá pudiera operarme esto. es cierto que he utilizado mi vanidad para escalar enormes montañas (o pinos). la vanidad es un motor y una fuerza propulsora como pocas. alguien como yo –falto de fuerza de voluntad, disciplina y tesón– solo puede sobrevivir si usa sus defectos y parásitos internos como esclavos. pero me empieza a dar asco pensar que subí esas cumbres (o copas de pinos) gracias a esta fuerza propulsora, y que no había otra razón ni otra justificación más que la de satisfacer y alimentar mi vanidad.

Anuncios

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en mi casa, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.