el maestro ernst reijseger cuando aún tenía pelo. musicazo. hay que fijarse en esta gente, que se dejó la piel para encontrar sus formas, y ahora están ahí. zasca.