rechazado

vuelvo a estar en forma. después de 3 años en el subsuelo, asomo la cabeza y parte del cuerpo. así que, por primera vez en mi vida, me decidí a dejarme ayudar, a pedir apoyo. quiero trabajar de otra forma, volver a la escena desde otro sitio. busqué lugares en europa que dan residencias artísticas. david solicitando apoyo? el chulo invencible e independiente presentando un proyecto para ser acogido?? pues sí. pero claro, el sino de uno es el sino de uno. hace 3 días me llegó el 5º y definitivo NO. rechazado en todas y cada una de las residencias que solicité, desde sitios alternativos a los grandes teatros. no hay lugar para el pobre david.

siempre fue así. el lugar que tuve en su momento, me lo abrí a codazos (y enseñando el culo; el 80% de los programadores que me compraban bolos, eran maricas fascinados con la velocidad de mi culo). siempre he hecho cultura en contra de la cultura (claro hijo, claro), pero también en contra de la contracultura. y ésta, como es obvio, me ha rechazado también a mi en justa correspondencia; desamor a primera vista. mmmmm… lo tengo en la punta de la lengua: que os jodan a todos. pienso seguir haciendo cultura, sin el apoyo de los grandes organismos culturales, y también por lo visto, sin el apoyo de los de la cultura alternativa. soy un moderno chapado a la antigua. un antiguo con aires de moderno. ya lo sé. a ver si os habéis creído que se necesita cultura para hacer cultura. o lugares dedicados a la cultura… o ministerio de cultura. a mi la cultura me rezuma por los poros y por el culo mismo. lo único que se necesita para hacer cultura es tener ganas de joder. esa es la gran misión de la belleza y de la propia cultura: joder, en el amplio sentido de la palabra.

me voy a tocar a bach un rato, que si no me pongo trascendental. (me cago en la puta opción de ser ayudado, y en el día en el que se me ocurrió que yo tenía el talento para ser elegido para ser ayudado).

Anuncios

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en mi casa, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.