michio mamilla

descubrí esto hace unos 15 años, lo escuché por la radio, me quedé prendado. me costó 5 años o así encontrar el disco. pocas veces he escuchado una grabación de violonchelo tan pura, sin ningún tipo de reverb ni tratamiento. y la instrumentación es simplemente deliciosa, con ese clave sonando entre todos esos instrumentos chinos. y el temita. qué temita más bonito. joder.