gracias a todo el equipo de fusion festival

el festival fusion en lärz nunca deja de sorprenderme. totalmente autónomo y sin sponsors, acogió el año pasado a 90.000 personas. cuando toqué allí hace 3 años ya volví con la boca abierta, pero este año han ido todavía a mejor. te vienen a buscar a casa con unas furgonetas de lujo, te dejan en la puerta del “artist care”. una vez allí te dan de comer y tus tarjetas para beber lo que quieras, tienes a tu “stage manager”, a tu productor y a tu técnico de sonido esperándote en tu escenario. todo lo hacen con un cariño del copón. y luego te pagan en mano nada más terminar.

durante el concierto me di cuenta de hasta qué punto lo necesito. por eso estoy tan hecho polvo. joder, sin ese acto comunicativo, sin esa pieza del puzzle, sin ese confrontamiento con el mundo que se da sobre un escenario (o tocando en la puta calle), no soy nada, no soy nadie. mi vida no tiene sentido, es un callejón sin salida. soy como rocio jurado o la pantoja, sin mi público no puedo vivir y me crecen los pensamientos suicidas. tengo que volver a encontrar esa puta fuerza que había en mí, volver a fantasear con la idea de que algún día seré un artista, de que tengo algo que contar, y de que me merezco un sitio para hacerlo.

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en mi casa. Guarda el enlace permanente.