está sucediendo ahora

uno se pasa años persiguiendo a ese pequeño animalito sin nombre, sobre el que se ha leído e imaginado tanto, puede que desde la infancia. incontables veces nos lo describimos a nosotros mismos, sin haber atisbado más que un borde de una de sus orejas, o quizá algún excremento reseco que guardamos como un tesoro. la gente que nos rodea nos ha escuchado hablar de éste desde que nos conoce, pero a nadie le ha sido mostrado, y nosotros mismos a penas tenemos pruebas de su existencia. según crecemos tratamos de elegir una profesión que nos acerque al que suponemos será su hábitat natural, nos pertrechamos de enseres adecuados para pasar semanas a la intemperie, de aparatejos que sirvan para capturar el momento, para registrarlo y atestiguar su existencia. nos proclamamos tal o cual cosa, adoptamos costumbres que nos son ajenas, idiomas extranjeros, aprendemos durante años técnicas que deforman nuestro cuerpo y minan nuestra moral. todo para conseguir pasar a penas unos segundos en su compañía, o tan siquiera un documento que atestigüe su existencia –a los demás y también a nosotros mismos–, porque durante largas épocas de nuestra vida dudamos, dudamos profundamente de la misma. los que nos rodean nos observan a veces con cierto embarazo y un poco de tristeza, por qué se hace esto a sí mismo, está claro que no hay nada que encontrar, debería de dejarse de mancuspios y ceñirse a lo posible, buscarse un trabajo, salvarse ahora que aún es semi-joven. sabemos que hay gente que no tiene más que sentarse para que venga a comer a su lado, pero a otros nos lleva media vida, si es que no abandonamos antes… pues bien, estos días está viniendo, no he podido verlo, no he podido captar una imagen, pero está dejando restos que son inequívocos, las pistas no me engañan, todo indica que está rondando cerca, que ha venido. puede ser que no tenga nada que ver con mis esfuerzos, con mi tesón, quizá es la época del año, el clima, algo externo que no controlo. muchas veces he trabajado así de duro sin tan siquiera intuir su presencia. estoy tan contento. al fin voy a acabar mi puto disco. está pasando ahora, lo sé, yo también estoy por aquí.

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.