palabras vacías

desprecio con todas mis fueras las palabras libertad, sentimientos, amor, paz, armonía, arte... me dan ganas de vomitar. literalmente.

son palabras absolutamente vacías y carentes de la fuerza y la dignidad que cabe exigirle a una palabra de ese calado, que pretendía transformar al que la recibe; comunicar como lo hacen las enfermedades a través de un virus. las palabras tienen que ser virus que nos infectan y nos inoculan su veneno hasta hacernos enfermar con su significado.

esa sarta de palabras, utilizadas en la vida diaria, para transmitir una información a alguien cercano, son totalmente legítimas y necesarias. pero para transmitir mensajes al otro, a esa figura a la que apelamos en mi profesión (sea esta la que sea) están acabadas y se han mostrado enemigas de la verdadera reflexión o transformación. incluso contrarias y apoltronantes. gandules del diccionario!

estamos vacunados frente a ellas, y ya solo provocan estornudos y leve picor de garaganta tratable con lizipaina, cuando deberían hacernos desfallecer de fiebre y dolor muscular.

son palabras cuanto más despreciables en la medida que han prostituido su significado por un like en facebook o un voto de mierda. la grandeza de lo que pretenden transmitir se ha transformado en una pastosa papilla templada y agradadora, una amalgama de cojines babosos sobre los que dormir nuestra conciencia, un sudor dulzón y de colores pastel, que resbala por nuestra mejilla para endulzar unos labios cubiertos de una gruesa capa de protector labial neutrógena.

en el teatro, en la música, en la literatura… unicamente sometidas a una fuerza contraria que las haga explotar, pueden esas palabras recobrar un significado cercano a aquello que supuestamente representan, y recobrar algo de dignidad.

y ese es nuestro trabajo, joder.

la belleza no está en lo bonito. quien busca la belleza en lo bonito, o le supone a lo bonito algún atributo más allá de lo decorativo y lo cómodo, que se dedique a otra cosa.

precisamente porque respeto y soy devoto del significado original de esas palabras, desprecio el envoltorio, forma y sonido en que han degenerado con el uso. y las rechazo frontalmente. a sangre y fuego.

a no ser que se pretenda entretener a niños. en ese caso, para un público infantil… quizás… esas palabras-teletubies tienen sentido.

pero no en la poesía. nunca jamás. no dirigidas a alguien con capacidad crítica y de construcción. como es de suponerle a quien busca en la cultura algo más que entretenimiento.

si hiciéramos una comparación musical, podríamos decir que la complejidad original de alguna de esas palabras, podía destilarse en una canción como der müller und der bach del anterior post, pero que ha degenerado en Il Divo a todo trapo.

nadie que pretenda hablar de sentimientos en el arte puede apelar felizmente a estas palabras bastardas sin caer en la mayor de las ineficacias y ridículo. y veo en los que lo hacen un afán por vender libros, bolos o discos. de huir del conflicto, para no salir del área de comodidad que proporcionan los lugares comunes. cuidan su profesión y su futuro, aún a costa de cavar una tumba aún más profunda para aquello que proclaman defender. puaj!

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en mi casa. Guarda el enlace permanente.