el t_l_n_o y otras mierdas

ahora que me estoy sumergiendo de lleno en el mundillo de la distribución y promoción de la música independiente, me doy cuenta de lo minoritario que es el teatro. las artes escénicas son al mundo las artes, lo que la coprofagia a los gustos sexuales (no por el hecho de comer mierda, sino por lo minoritario).

te puede gustar ir al teatro, o te puede gustar comer mierda, no hay nada de malo en ello. pero admítelo, es un gusto minoritario y friki, tanto lo uno como lo otro. ya sé que el teatro está arraigado en nuestra cultura desde la antigua grecia, pero seguramente comer mierda también, simplemente no es estético y por eso no hay libros ni cuadros sobre ello.

la música (olvidemos a stochhausen o como se escriba) apela directamente a las emociones, y como decía el padre del chaval de la peli “boyhood”, “la vida es un coñazo incomprensible, pero al menos tienes sensaciones, puedes sentir las cosas!”. algo así decía. hay algún día en el que no escuchemos música? a todo el mundo le gusta la música. la necesitamos. pero quién necesita el teatro a parte de los neuróticos que lo hacemos?

ayer toqué un concierto, y durante todo casi todo el concierto mi voz martilleaba en mi cabeza “farsante! aquí has desafinado, aquí te has ido de tiempo, utilizas los mismos trucos desde hace años!! se te ve el plumero!” etcétera, etcétera. hundía la cara en mi instrumento para ocultar mi enorme vergüenza. luego me llevé una buena pasta y muchos cumplidos y aplausos, pero qué sabrán ellos lo que es la buena música?? …simplemente mis trucos funcionan. pero son solo trucos…

he crecido y me he criado con un gran NO PUEDO en mi cabeza, con un gigante INCAPAZ dentro de mi. soy fuerte porque había una fuerza potente a la que oponerse. si hubiera crecido con un meloso “tú puedes”, habría sido un mediocre. eso me hubiera hundido. porque mis capacidades y cualidades innatas son mediocres, y haberlas desarrollado y aceptado hubiera sido asqueroso. soy lo que soy porque no me acepto a mí mismo. la acción que brota de mí sin un reactivo externo es mediocre, perezosa y vaga, pero mi re-acción –mi respuesta ante un estímulo negativo externo– no lo es. lo admito; tengo talento para maldecir mi falta de talento. para decir NO al NO (hola carles). mi fuerza es no soportar no ser fuerte.

y también soy bueno vendiendo; articulando un discurso de una forma personal, y dotándolo luego de atractivo para comunicarlo y que sea consumido. aunque lo que diga sea más de lo mismo. joder!! mi puto disco ha sido recomendado en bandcamp (la plataforma digital que utilizo para venderlo). esto es como haber entrado en los 40 principales. joder joder, un puto disco que he hecho en mi habitación, en el garaje de mi madre… con mi portátil… qué ilusión y qué bonito!! mira mamá! mira:
ecce-cello---Bandcamp

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en mi casa. Guarda el enlace permanente.