los animales me caen mal

al menos los que he conocido. no sé si los leones me caerían mal o bien. no lo puedo saber, ni quiero saberlo, pero los animales domésticos y salvajes que he podido conocer a lo largo de mi vida, me han caído francamente mal. sinceramente, cuanto más lejos, mejor. bueno… ahora que lo recuerdo, había un hamster, que por cierto llamé maribel como a mi madre, que me caía bien. aunque un día tuvo crías y se las comió a todas vivas, empezando por la cabeza. pero me caía bien la muy psicópata, recuerdo que le construía galerías subterráneas con los tubos de cartón del papel de cocina y del water.

lo que quiero decir es que por muy mal que me caigan, no me los voy a jalar. uno no se jala a alguien por que le caiga bien o mal. eso no quiere decir que me caigan bien los vegetarianos, también me caen mal. es cierto que nos sentimos superiores. no lo voy a negar. arg, no soporto el rollo vegetariano, por no hablar del rollo vegano. la sola palabra me repite. vegano. suena como verano sin ganas. o vegiga del ano. pero por muy mal que me caigan (y hay algunos majos, como mi hamster maribel), pues no me los voy a comer, uno no se come a un vegetariano por muy mal que le caiga, el animal.

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en mi casa. Guarda el enlace permanente.