leer

el primer libro que me leí en serio, a voluntad, fue “la revolución de las masas”, de orgeta y gasset. lo encontré por casualidad. tenía 18 años, la edad a la que desperté a la cultura. me enamoré de ese señor. nunca he podido ser un buen lector. tarugo de mí. dejé de leer durante unos años, pero luego el huracán angélica me inoculó el virus de las malditas palabras de nuevo, y empecé a leer como un… tarugo. hace poco estaba con “viaje al fin de la noche” de céline, pedazo de libro y puto señor escritor este señor. luego me leí mi primer libro de thomas bernhard, autor que he pospuesto durante 10 años por razones de salud mental y solapamiento discursivo (pablo caruana fue el primero que me habló de él “tienes que leerlo, habla de cosas parecidas a las tuyas…”, así que lo evité adrede todos estos años). su libro “tala” es un virtuoso taladro mental; a mitad de libro, me quedé postrado en la cama por 3 días. ahora estoy con “el mapa y el territorio” de houllebecq, cachondo mental talentoso hijo de la gran puta. hay que leer, es la mejor televisión que hay.

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en mi casa. Guarda el enlace permanente.