Siracusa, Sicilia

Esto es precioso. Hay un pequeño centro cultural llamado Moon Ortigia, que me aloja y alimenta por tocar dos conciertos. En la casa vivimos 5 personas: el exitoso artista (vestido de artista) mexicano criado en los Ángeles, la chica Alemana organista –que tuvo que dejar de tocar el órgano por problemas de espalda–, la bella y amable jovencita inglesa haciendo una limpieza de riñones a base de té de hiervas, y la profesora de yoga de 49 años de risita nerviosa y camisetas de “go vegan!”. Fue idea de Darío Chillemi, él es Siciliano. Le conocí en las calles de Berlin. Darío toca la guitarra clásica. Adoro escucharle. Pero a penas puedo mantener una conversación con él. No le gusta profundizar en las cosas. Ahora que lo pienso, no puedo mantener una conversación con nadie de mi alrededor. Me refiero a hablar e ir construyendo a pachas un paisaje definitivo en el que posar la mirada, hablar sobre algo que no sean los problemas particulares de cada uno, sino aquello que atañe… (atañe?? atañe?? Ataaaañeee??? …qué coñe es atañe??!!!)

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en mi casa. Guarda el enlace permanente.