Cumbre cambio climático: caca de vaca

Siento ser plasta, pero es lo que toca. En la historiquísima cumbre de París, cow paris.jpgse ha hablado de todo, menos del principal problema.

La cría de animales para consumo humano es responsable del 18% de todas las emisiones de gases de efecto invernadero, todos los transportes basados en combustibles fósiles juntos (carretera, tren, aire y agua) suman juntos el 13%. La granja intensiva y sus productos derribados son responsables al menos del 51% del CO2 que los humanos emitimos a la atmósfera cada año. Es decir, que se podría parar toda industria, todos los transportes y dejar de utilizar combustibles fósiles por completo, y aún así esto se iría a la mierda de todas formas.

Alimentar una vaca para comer su carne, beber su leche o comer sus huevos (qué poco riguroso eres David), consume infinitos recursos, genera gastos y desechos inasumibles al ritmo que se producen, y la mayor parte, sorpresa, en el tercer mundo. Hay otro “producto no deseado” cuyo alcance no podemos limitar al tercer mundo, y que nos está destrozando el clima: la mierda y los pedos de las vacas. Sonará a cuento, pero ese es uno de los principales problemas. Ahora brindemos por la cumbre de París con un vaso de leche fresca y sabrosa!

Fuentes: La Cibeles, La fontana de Trevi, Neptuno… La Fuente del Berro…

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en mi casa. Guarda el enlace permanente.