Pictoplasma: el fin de una civilización.

Era la primera vez que se metía en un muñeco; la crisis y diferentes situaciones personales, le habían llevado a responder afirmativamente a un anuncio en el que se solicitaban “personas con dotes gestuales y mímicas”.

Nada más terminar el que fue su primer trabajo como muñeco Pictoplasma, buscó las cremalleras y botones que le permitirían quitarse el traje y seguir con su vida, pero sus dedos no palparon ninguna ranura o mecanismo de apertura. Allí donde antes había una cremallera, no quedaba más que un matojo de material plástico del que estaba hecho el Pictoplasma… los botones y uniones del traje habían desaparecido por completo. Intentó pedir ayuda a algunas de las personas que se encontró por el camino, y cuando trató de pronunciar palabra, le salió una suerte de agudo y simpático graznido, ante el que la gente no hacía sino alzar los pulgares en señal de aprobación riendo histéricamente (es sabido que los Pictoplasmas no hablan el idioma humano.) Sus gestos de pánico y violentos aspavientos tratando de romper el traje y escapar fueron inútiles. Eran percibidos desde fuera como graciosos movimientos pictoplásmicos. El momento de mayor agobio y violencia despertó el aplauso de todos los allí presentes. Estaba atrapado dentro de un Pictoplasma para siempre. Le hicieron muchas fotos.

Pronto descubrió algunas ventajas: no tenía que pagar en el transporte público, debido a la suavidad y calidez del material interior del traje, podía dormir echado en cualquier parte, todo el mundo quería hacerse fotos con él y recibía cariño y compañía instantánea. Por la pequeña ranura frontal podía alimentarse, de cómo hacía sus necesidades no tenemos noticia. Pero seguía sin poder pronunciar palabra alguna, tan solo aquella suerte de graznidos. Todos sus posteriores intentos para escapar del traje resultaron igualmente infructuosos.

Pasado un tiempo, y habiendo asumido su nueva condición, decidió pensar en positivo y pasar a la acción. Comenzó a participar en eventos en los que se requería la presencia de un muñeco de su tipo. Los Pictoplasmas no eran tan populares como los teletubbies o los personajes de Disney, en el sector muñeco-tamaño-natural la competencia era brutal y había que esforzarse mucho para conseguir trabajo. Participaba mayormente en fiestas privadas, pequeñas festividades de Municipios y pasacalles locales. Pero un día llegó la que pintaba como la oportunidad de su vida: La cabalgata oficial de los Reyes Magos de Madrid. Le proporcionaría una gran visibilidad y sería al fin un muñeco importante y valorado. Esto le permitiría invertir algún dinero en reponer las partes gastadas del traje-prisión y disponer de más oportunidades laborales. Lo que no sabía es que este evento lo cambiaría todo para siempre. Absolutamente todo.

La cabalgata de Madrid acababa de comenzar, él estaba como tantas otras veces dando saltitos y haciendo monerías, dándolo todo. Era un éxito, los niños y los adultos parecían vibrar de emoción con el nuevo invitado de la Cabalgata. Estaba muy contento y eufórico. Allí dentro se sentía el protagonista absoluto. Por un momento se olvidó de que estaba prisionero dentro del Pictoplasma y se sintió libre y valiente. De repente, de una forma totalmente inesperada, un reportero de la cadena de televisión más importante le puso un micrófono frente a su máscara y le hizo una pregunta que resultó ininteligible dentro del traje, él se dispuso a emitir uno de sus típicos y simpáticos graznidos, pero inesperadamente de su boca brotó una frase nítida y clara: “los reyes son los padres”.

No daba crédito, ¿había hablado en vez de graznar? ¿Había pronunciado una frase completa? ¿De dónde había salido esa frase? Aquello fue un cisma total –retransmitían en vivo– millones de niños seguían la retransmisión en directo de la cabalgata desde sus casas, toda la generación futura escuchó nítidamente “los reyes son los padres”. Los niños que no estaban frente al televisor en ese momento, fueron informados inmediatamente por sus amigos y compañeros de colegio. El tsunami llegó a todas partes, el Financial Times lo reprodujo en su portada, aquella frase arrasasó con todo, no quedó un solo niño virgen. A partir de esa noche la frase “que viene el lobo” fue sustituida por “que viene el Pictoplasma”.

Multitud de imitadores comenzaron a seguir los pasos del Pictoplasma maldito, muñecos de todo tipo, tamaño y condición comenzaron a pronunciar frases fuera de lugar y destruir la ilusión de todos los niños de Occidente. Cada muñeco se especializó en desvelar una mentirijilla y destruir una ilusión; Bob Esponja se cargó al Ratoncito Pérez, Mickey Mouse a Santa Claus, Goofy se enfocó en las cigüeñas y los hijos que vienen de París, La Rana Gustavo se cargó la existencia tan rentable del Lobo Feroz, …la lista es interminable.

Los medios internacionales se habían hecho eco de la noticia, así que no solo los niños de España, los niños de medio mundo descubrieron también de una forma abrupta, que todo lo mágico que conocían hasta entonces era una mentira. Toda su “realidad”, su mundo de magia e ilusión se desmoronó de golpe, aquello causó una debacle que cambiaría la sociedad tal y como la conocíamos hasta entonces. Los niños, conscientes de la traición y el engaño de los adultos, lejos de achantarse, comenzaron a organizarse y a formar grupos autónomos contra sus mayores. La facilidad con que las nuevas generaciones utilizaban internet y las redes sociales hicieron que niños de tan solo 4 o 5 años fueran capaces de organizarse y pasarse información de forma autónoma y coordinada. Los hijos de los personajes poderosos, al descubrir la sarta de mentiras que sus padres les habían contado, lograron chantajearlos e influirlos, introduciendo nuevas leyes que otorgaban poder de decisión a los más pequeños. El derecho al voto a partir de los 9 años fue instaurado.

En diferentes zonas geográficas la rebelión de los niños dio frutos inesperados, quisieron profundizar más, esto es; si los adultos les habían mentido en tantos asuntos y de una forma tan continuada, ¿no habrían hecho lo mismo entre ellos en temas de más importancia y trascendencia? No se equivocaban; se empezaron a destapar casos y más casos, a saber: las cifras económicas eran mentira, las causas de los desastres que les acechaban y sus posibles soluciones habían sido falseadas y disfrazadas, aquellos que se podían considerar los “padres” de la sociedad, las personas con más poder, influencia y responsabilidad, habían tratado al pueblo como niños, y les habían contado cuentos, y les habían hecho creer en tradiciones e historietas inverosímiles que servían a sus intereses. Les daban puntualmente sus pagas extras, sus playstations, sus vacaciones, sus coches a pagar en 4 años sin intereses, y les mantenían distraídos, alimentando su ilusión y su fe. Después de todo venían bien entrenados desde su más tierna infancia para creer en toda clase de fantasías a cambio de un regalo, de un objeto novedoso y con un llamativo envoltorio.

Los que podemos considerar “padres” de la sociedad desataron una auténtica caza de brujas contra todo tipo de muñecos; los quemaban, los trituraban vivos, los metían en tanques de pegamento enormes. La lucha era encarnizada. Algunos muñecos mejoraron su diseño, y comenzaron a incorporar materiales ignífugos, anti-corte e incluso antibalas. Bob Esponja se hizo casi invencible; se necesitaba un escuadrón de 40 hombres bien entrenados para abatir a un solo Bob Esponja, y poner así a salvo la farsa del Ratoncito Pérez.

Estaba claro, aquellas pequeñas farsas y fantasías, no eran sino una forma de adoctrinamiento encuvierto, educando así a las futuras generaciones para aprender a creer en otras farsas aún mayores en su vida adulta.

Multitud de fábricas Chinas en cooperación con Corea del Norte comenzaron a manufacturar cientos de miles de Pictoplasmas a un precio irrisorio. Fueron enviados a occidente, a modo de caballo de Troya. Los comunistas encontraron la forma de desestabilizar, no solo el sistema capitalista, sino la civilización occidental en su conjunto: su cultura, sus creencias y sus tradiciones. Los Pictoplasmas se extendieron como la peste. Más tarde se descubrió que el primer Pictoplasma experimental, aquel que atrapó a nuestro protagonista, había contado con financiación China y Venezolana. De apariencia totalmente inofensiva, esos muñecos habían conseguido dar al traste con toda una civilización.

En un breve espacio de tiempo sin parangón en la historia de la humanidad, la civilización dominante, la Occidental, se desmoronó por culpa de un Pictoplasma. El anticristo había venido en forma de inofensivo muñeco infantil. Un solo Pictoplasma sin caballo fue los 4 jinetes del Apocalipsis él solito.

Casi 200 años después de la debacle, se encontró un dispositivo de almacenamiento digital en muy mal estado de conservación, pero que pudo ser recuperado gracias a las modernas técnicas de reconstrucción disponibles. El vídeo que allí encontraron desveló la verdad de aquel famoso episodio. En el mismo se escuchaba perfectamente la respuesta de aquel Pictoplasma maldito, y todos quedaron sobrecogidos al descubrir que a la pregunta de “desde cuando conoces a los Reyes Magos” no había contestado “los reyes son los padres”, sino “desde que conozco a mis padres”, un juego de palabras del que solo un adulto puede sacar esa conclusión. Fueron los medios de comunicación de la época los que trataron a la población como a niños, tergiversando las palabras de aquel hombre atrapado en un Pictoplasma, haciendo lo que les convenía para crear una mentira aún más grande que la que ellos mismos se encargaron de desvelar. Fueron esos medios los que destruyeron la ilusión, y los que mataron al niño que todos llevamos dentro, que sucumbió bajo el peso de su inquina, su mentira y su peste.

Los Reyes Magos no existen, los padres tampoco.

Un Pictoplasma huérfano.

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en mi casa y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a Pictoplasma: el fin de una civilización.

  1. David, se nota que no tienes niños. ¿Tú te acuerdas de cuándo te dijeron que los Reyes Magos eran los padres? Yo perfectamente, nunca en la vida he vuelto a tener esa fe que tenía en los Reyes Magos en nada… Así que te diré que lo que has hecho a miles de niños es una capullada de las grandes. Cuando se deja de creer en seres fantásticos se pierde parte de la magia de la infancia. Tú que eres artista deberías tener más sensibilidad…

  2. Idiota dijo:

    Entiendo. Así que no fuiste tu el que habló, pero tienes un afán de protagonismo que puede contigo. Tú no eres “artista” por expresar algo, sino porque necesitas que te miren. Necesitas la atención de extraños y te gusta fastidiar a los niños… ¿tus padres no te querían? Pobrecito

  3. superfly dijo:

    UAUUUUUUUU!!.muy bueno !!

  4. Pues mira, no te conocía yo antes del pictoplasmagate dijo:

    ¿Existen los pictoplasmas?

  5. El sobrino lejano de Rameu dijo:

    Evidentemente eres una persona con dotes gestuales y mímicas. Pero ojo, no te vengas arriba, tu problema empieza cuando ahora, después de repensar lo dicho, le echas la culpa a los medios de comunicación. También tienen su parte de culpa, ya sabes, el sensacionalismo vende, y mucho.
    Tu problema empieza cuando no crees que un niño pueda ser lo suficientemente adulto como para entender ese juego de palabras. ¿Tenías que hacer la gracia?, ¿realmente era necesaria esa contestación?.
    No hay cosa que desee más ahora mismo que verte convertido en padre. En buen padre. Quizá en ese momento esas dos neuronas que parecen desconectadas se unan y tengas una visión un poquito más panorámica y equilibrada de lo que has hecho.
    Felicidades David, eres el primer villano del año!

  6. Sonia dijo:

    Ja,ja,jaaa
    En mi casa muuuuchas veces los reyes han sido los hijos, así es : (

    La hija de dos Pictoplasmas

  7. Jose Luis dijo:

    Después de parecerme bastante despreciable, hago un giro. No creo que seas lo peor que anda por este país. Me da mucho más asco la actitud de la prensa, que tu gesto creo muy inconsciente y basado en a saber qué.
    En fin, que mañana los medios tienen carnaza real, y tú serás olvido para ellos.

  8. Daniel2901 dijo:

    Primero la culpa fue del reportero y ahora que la culpa es de los medios y de la sociedad que quieren lincharte.
    La culpa es tuya por bocazas. Está claro que en TVE dijiste una cosa y que tu intención estaba clara por mucho que te intentes retractar culpándonos al resto. Y eso es tan evidente como que en tu post “El sobrino lejano de Rameau: La cabalgata” confirmaste lo que quisiste decir y le echabas la culpa al reportero a la estupidez de la pregunta según tu. Tu mensaje no iba destinado a los adultos, porque no les develabas nada que los adultos no supieras, ¿o es que pensabas que eres tan superdotado que nos has contado el secreto mejor guardado del mundo y que solo tu conocías?…ay que pillin mas listo, ¿verdad?.
    Puedes hacerte el martir todo lo que quieras pero la realidad es que no eres lo suficientemente valiente (ni muestras la cara en el vídeo de ayer) como para asumir tu error y pedir disculpas por lo que has dicho y no por no haber ejercido bien de actor como si has hecho.
    Está claro que tu ideología no debe calar en adultos y por eso la enfocas a los niños, que son un público mas fácil. Tu próxima meta cual? Demostrarles que la patrulla canina no existe? Que pocoyó es tan solo un dibujo animado inerte? Que superman, batman no tienen poderes?. Necesitamos gente como tu que le explique a niños de 3 años lo que es la crisis, el futuro tan negro que les espera y que no merece la pena esforzarse porque al final van a ser unos muertos de hambre. Que se pueda hablar a esas edades de lo que importa en la vida: el paro, los crímenes, la corrupción, etc… Necesitamos a niños sin ilusión, sin aspiraciones, niños que entiendan desde su mas tierna infancia lo cruel que es la vida y que no merece ser vivida,¿verdad?. Eres un campeón!!
    Dices que estas mentiras son una estrategia para que de mayores crean mentiras aun mayores. Y yo creo que tu estrategia de quitarle a la gente la ilusión y la esperanza es una estrategia para controlar mejor a la gente, porque a la gente desesperada y sin esperanzas y deprimida se las controla mucho mejor, y mas si les das limosnas.
    Es increíble lo que algunos llegáis a hacer con tal de salir en los medios y crear polémica. Te has ganado un sitio en las tertulias o en Gran Hermano.
    Yo prefiero que los míos tengan capacidad de ilusionarse hasta con cosas que no son del todo ciertas y que ninguna persona como tu les diga en lo que puede creer o no creer.
    Se un hombre y asume tu error de lleno, que lo mismo los demás somos hasta capaces de creérnoslo.

  9. Ken dijo:

    La culpa es tuya por bocas. Ni venía a cuento hablar si te lo dicen, ni venía a cuento decir eso sólo para hacerte el gracioso. Es una cabalgata para niños, sin más, no para hacer reivindicaciones no ser el graciosete de la fiesta.

  10. maria dijo:

    No tienes lo que hay que tener ni para publicar los mensajes que recibes.
    Eres solo un fracasado de medio pelo que no sabe distinguir sus propias gilipollezes. Y yo soy atea y no del pp, pero no subnormal.

  11. laprofesorademusica dijo:

    Hola David, te quería escribir para decirte que la ilusión e inocencia de los niños son maravillosas, y que lo que hiciste es una guarrada. Se nota que no tienes hijos, cuando los tengas madurarás y verás el mundo de otra manera, (aunque ahora te cachondees de ello, yo también me reía de los padres cuando no lo era), infinitamente mejor.
    Parece mentira que siendo artista tengas tan poca sensibilidad. ¿no te acuerdas de ti mismo niño?
    Ahora, te diré que después de leer comentarios que te han hecho, no en esta entrada, en la que por ahora son muy con correctos, sino en entradas anteriores, estoy horrorizada. Es verdad que mis hijos no estaban viendo la tele en ese momento, pero aunque lo hubiesen hecho, nunca jamás se me ocurriría, desde el anonimato, escribir semejantes barbaridades. Es tremendo. ¿Y esa gente es padre? ¿Los que te humillan, insultan y amenazan con darte una paliza? Tú hiciste algo horrible y probablemente seas un inmaduro, pero, ¿y todos estos padres y madres de familia que no saben más que soltar burradas? Esos me dan mucho más miedo que tú…
    Utiliza esta efímera fama lo mejor que puedas, y suerte en el futuro.

  12. Felipe dijo:

    Podria explayarme y decirtelo mas sutilmente y argumentado de lo que lo voy a decir pero…ni me apetece ni creo que lo aprecies asi que permiteme que simplemente te diga…. Eres gilipollas chaval….te mereces un bofeton ( como los que quizas tus padres no te dieron de pequeñjto)

  13. albertodelvalle dijo:

    Repito aqui mi comentario de una entrada anterior: deberia daros verguenza a todos participar de semejante linchamiento (no es el caso de Adrian, que argumenta y habla educadamente, si todos fueramos asi, otro gallo cantaria en este pais…). A mi tampoco me gusto lo que paso, y no por eso vengo aqui a insultar, amenazar, linchar, en definitiva. Me da mas asco vuestra reaccion, la de los atacantes a saco y sin distincion, que lo que ha hecho David.

  14. Chema dijo:

    Vamos, que tenía yo razón, que la culpa es de otro, de la sociedad o de un señor de Albacete que pasaba por allí.

  15. Portuculpa dijo:

    Si quieres culpar a alguien culpa a tu madre por no haber abortado a un fracasado como tú. Añade a tu curriculum que has arruinado la infancia de miles de niños y niñas.

  16. Harta del cutrerio pseudoprogre dijo:

    Eres el típico intolerante que va de tolerante. Os creeis el Dios que tanto odiáis.

  17. Eduardo dijo:

    Eres un cerdo. Ya sabes lo que te meteces. Gente como tú sois la escoria de la raza humana. Gente que va de diferente e intentáis dar la nota. La culpa es del reportero, no? Tuya no, que tenias que estar callado. Pena que no te pille un padre de algún niño que se haya dado cuenta. Espero que te quedes sin trabajo el resto de tú corta vida. Ahí te dejo mi correo, por si quieres decirme algo, pedazo de mierda

  18. maldito bastardo cabrón dijo:

    Me da igualQue no apruebes mi mensaje. sé que no lo harás pero me voy a quedar muy agusto Diciéndote esto: A lo largo de mi vida he conocido a mucha gente y puedo decir que eres de lejos el hijo de puta más grande que conocido en mi vida. Ahora que por fin se sabe quién eres, ojalá te pillan por la calle y te revienten la cabeza. La gente como tú merece estar muerta cabrón hijo de pUta. Me encargaré de saber dónde vives encontrarte y partirte la cabeza .es lo único que te mereces.no se puede jugar con la ilusión de los niños

Los comentarios están cerrados.