Soy consciente

A menudo lo pienso, y trato de ser consciente de esto: desde que tengo 14 años, empecé a tener una necesidad brutal por expresar mis conflictos e ideas, siempre lo he hecho de una forma exagerada, vehemente y sin auto-censura. En ocasiones he ido al extremo absoluto, a lo bestia; y otras veces he metido la pata pero que bien(!). Aún así en estos 20 años dedicándome profesionalmente a hacerlo nunca jamás me han censurado, ni agredido, ni he tenido que responder ante la ley o he sido encarcelado o multado por ello. Al revés, me he ganado la vida haciéndolo, he encontrado multitud de plataformas en las que hacerlo (radio, televisión, teatros, formatos digitales, internet, publicaciones…) y me he sentido querido y apreciado profesionalmente. Además, cuando no he resultado rentable o comercial, he tenido a mi alcance herramientas que me permitían saltarme ese filtro, y auto-producirme y auto-distribuirme.

Reconozco que por mucho que critique la sociedad en la que vivimos, por muchos fallos que le vea y por muy fea que me parezca a veces… Tengo que estar agradecido por vivir donde vivo y en la época que me ha tocado vivir; en muchos lugares como Latino-América, Rusia, EEUU, Asia, Africa, los países Árabes, China, India… ejem… Ya habría pasado por la trituradora y hubiera sido borrado del mapa.

Hay que reconocerlo, y lo reconozco. Hay que estar agradecido, y doy las gracias. Hay que disfrutar esto, y lo disfruto.

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en mi casa. Guarda el enlace permanente.