Nadia Boulanger (1887 – 1979)

Buscando un poco de calma. Nadia Boulanger fue una pedazo de mujer que se centró en la pedagogía musical, por su casa y sus manos pasaron entre otros Philip Glass, Baremboin, Sessions, Quincy Jones, y un Piazzola al cual dio el empujón definitivo para que se atreviera a hacer lo que finalmente hizo con el tango.

Qué mujer tan maravillosa, qué ser. Hubiera sido su criado o su gato.

Adoro enseñar. Me da tanto placer estar frente a alguien y tratar de descubrirle. Trato de descubrir sus cualidades últimas. Y a menudo encuentro que hay un lugar, en el que quizá no hay que tratar de convertirse en un buen músico, sino de convertirse en un buen hombre. Hay una fuerza en este hombre. Y este ir descubriendo la personalidad es, para mí, una expresión de respeto, de amor, de comprensión, muy importante. Cuando tienes que tratar con un músico joven, es esencial exponerle frente a obras muy diferentes. Si alguien me dijera “Me da igual si compongo buena o mala música, tengo que escribirla”, yo le diría, tienes que hacerlo: compón música. Puede que sea eso, los tiempos están cambiando, o quizá es que nuestro entendimiento va a mejor, entenderemos mejor. Cuando tengo un nuevo alumno yo le digo “¿Quién eres tú? ¿Quién eres tú como persona?” Cuando un joven viene a buscar tu consejo, esto es una situación muy seria… el escucharle y de repente decidir si es bueno o no… Cuando ni siquiera tú misma estás segura. Es difícil. ¿Tendrá esta persona el carácter lo suficientemente fuerte como para aguantar su tremendo e increíble don? No estoy segura. ¿Tendrá esta persona el coraje indomable para seguir y seguir?

Yo sé que mi música es una puta mierda, que no tengo ni don, ni talento o como se le quiera llamar. Tengo el gusto y el oído lo suficientemente desarrollado como para saberlo al 100%, ya no tengo ninguna duda; no tengo nada especial que aportar: ni como intérprete, ni como creador. Pero en esa música está todo lo que soy, la esencia de lo que soy como persona. Y sí, necesito escribirla y tocarla. Eso basta. Tiene que bastar!!

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en mi casa. Guarda el enlace permanente.