Leía el otro día por ahí “Europa es el barrio pijo del mundo”. Quedé fascinado escuchando a Ribera en la primera intentona investionista, qué pico tiene el cabrón, es un puto virtuoso. Ese cabronazo va a acabar de presidente. “Pareciera que, como el Gobierno español, la humanidad estuviera en funciones en todo el continente europeo” dice Trueba con respecto a la crisis de los refugiados. Mi padre es el gran amor de mi vida, ese hombre del que tantas veces me he avergonzado, estaba el otro día dando alaridos frente mi hermano y a mí en pelota viva, cubierto tan solo por unos cuantos fajos de billetes de 100 y 200 pavos, y poco importaban entonces todas mis tribulaciones y mis traumas infantiles: el hombre de mi vida! Te quiero papá. Eres el puto amo. Y después de ver una foto de Björk, me quedo confundido de cojones… joder, que se está haciendo vieja, y de repente está como fea… con lo lo lo dulce que ha sido su rostro siempre… y mi madre, que también se está haciendo mayor. Qué coño está pasando aquí… es que de verdad no voy a volver a hablar con Angélica nunca más…? Tengo ganas de volver a Berlin y empezar de nuevo con el tango… Mi nuevo disco ya no me preocupa. Que sea lo que tenga que ser. Me la pela. No puedo pretender ser compositor de componer. Yo soy compositor de cagar. Y ahora no me cago. Punto. Joder, según estoy escribiendo esto acabo de descubrir a Daniel Bjarnason y su disco Procesions. Me ha salido un bolo majo para el sábado que viene, tocar en el foro, Madrid!! Una cosa que organiza Tune Munch o algo así… gente maja y cariñosa. Qué más puedo pedir.

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en mi casa. Guarda el enlace permanente.