Gracias Javier

has dejado que te samplee* todo tu rango vocal de casi tres octavas cantando LA, TA, NO, SI, RA, MA, HA, NO, las 5 vocales, también tu respiración, el latido de tu corazón, castañeo de dientes, palmas, pitos, ruidos y chascarrillos varios. He capturado tu alma con tu aquiescencia y JAvicordio-esfuerzo.gifconchabanza. Hemos hecho un trato, nadie más tocará el Javicordio. No se podrá hacer una app, ni colgar por ahí o vender. Es un instrumento único en el mundo (nunca antes se había sampleado por completo a una estrella del pop para convertirla en un instrumento o si?) y hemos quedado que alma robada no se comparte. No pensaba dejárselo a nadie! Joder. A partir de ahora en cada concierto que toque, tendré el placer de disponer de un instrumento único y soñado, te tocaré (“soy tu sampler, tócame”, me has dicho) y te haré sonar. Si soñamos sueños, sonamos suenos.

Ahora me queda una semana de editar, fraccionar, clasificar, corregir y afinar a la perfección cada inflexión de tu voz, para meterla en un sampler y hacer mío a Javier Alvarez; cuánta gente puede capturar la voz (el alma) de uno de sus cantantes favoritos para hacer un instrumento de él? Soy un privilegiado.

Ah! Hemos quedado también que cuando mueras, no donarás tu cuerpo a la ciencia, sino a mí. Así podré utilizar tus huesos como teclas, tu piel como cámara de resonancia y recubrimiento, y tus dientes como controladores midi del Javicordio.

*Samplear es grabar un sonido. Ahá.

Además hemos pasado 30 horas filosofando y compartiendo morralla sagrada, ahí queda uno de los momentos cumbres.

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en mi casa. Guarda el enlace permanente.