Mi mirlo y el Scarlatti


Adoro los putos mirlos. Berlín está petado. Ahora le ha dado a uno por venir al patio. A veces me pico con él y canto yo con mis herramientas de música.

Anuncios