Genug!

Domingo, 15h. una de las zonas más concurridas de Berlín. Estoy tocando en la calle.  Dos tíos se miran, se gritan y se retan como en las películas. Le doy a grabar. Por si acaso, y por si mola. De repente se ponen en posición de combate y se lían a hostias. No mola. Se dan de hostiones y caen a la carretera, por suerte no pasan coches. Uno le hace una llave al otro, le inmoviliza en el suelo agarrado por el cuello, y le aprieta hasta asfixiarle. Sigo grabando el vídeo, por si acaso. Cuando vemos que el tío va a morir,  otro tipo y yo intervenimos. He dejado de grabar. Le suelta, su rostro está entre morado y pálido. Es la impresión de olerle la boca a la muerte. Pero no importa, se levanta y todo vuelve a empezar. El otro tío y yo nos ponemos en medio. Yo grito “das ist genug!!”, lo aprendí de una cantata de Bach “Ich habe genug” en la que jesucristo le dice a su padre que ya tiene suficiente (cuantas veces se lo he dicho yo al mío… Y nada! Sigue igual!!) Al final logramos que se separen.

A penas han pasado 10 minutos, estoy en el metro yendo a tocar a otro sitio. Un tipo oriental y cachas da hostiones a la puerta, se sienta frente a mí y zurra con sus codos a los asientos. Se bebe medio litro de cocacola del tirón y musita frases. Trato de hacer como que soy invisible, funciona. Aún no me ha hostiado. Saco el móvil como para escribir un watsup, pero escribo este post. Que es como grabar.

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.