Gracias

Ayer fui recibido por la directora de una institución cultural potente aquí en Berlin. Me recibió en su despacho, me trató como a un señor, me enseñó las instalaciones y me invitó a hacer uso de ellas, me mandó sus contactos y seleccionó posibles fechas para futuras colaboraciones, todo gracias a otra persona, que fue quien activó el resorte. Hace años que todo se desarrolla en un continuo “en contra”, que antes me era favorable (para mi rabia y guerra) pero que a estas alturas me está matando. Así que solo puedo decir, gracias y más gracias.

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en mi casa. Guarda el enlace permanente.