duša

Lo único que quiero, señoras y señores (no me toquen más los cojones, y yo me estaré tranquilo y calladito) …lo único que quiero, decía, es ternura. Una ternura brutal y honesta que me taladre los huesos. El amor tierno que me permita escalar a la superficie, asomar la cabeza, y respirar un aire templado y tranquilizador. Y sí, como bien han supuesto ustedes, deposito la esperanza de que la portadora de esa ternura sea una criatura celestial con unas tetas y una boca como no se han visto en esta casa. Después de darle tanta poesía a la vida, es mucho pedir que un ángel de su guardia me traiga un pedazo de cielo entre sus ingles? (Y de paso que la chupe como una diosa)

Juro que seré merecedor de ese don. Pero por dios, que no se demore más mi duša. Mientras espero, seguiré haciendo abdominales para estar guapo, mejorando mis dotes de bailarín, y leyendo y cultivándome en todas las artes para ser digno cuando llegue. Por no hablar de las comidas de coño de 40 minutazos que le voy a hacer para darle los buenos días. Ven ya mi duša!!! :D

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.