La canción que pensó que nunca iba a ser cantada

Preparando estos días un último concierto en la Volksbühne de Berlin antes de ir a Madrid por un par de mesecitos. Tocaré otra vez aquella pieza que hice en 2015. Fue hecha para ser tocada una sola vez, pero ya que el evento es un revival de aquel “La canción más triste del mundo” y el teatro es el mismo, he decidido resucitarla en un último y glorioso estertor.

Precioso mes de diciembre en Berlin, en el que muchas cosas se han puesto a favor de este hombre delicado y quejica. Gracias Berlin por otro año lleno de vida, música y tango.

Anuncios

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en mi casa. Guarda el enlace permanente.