Ser músico

La semana pasada toqué en Berlin con Stegreiforchester en el Konzerthaus y en una pedazo iglesia frente a un millar de personas. Nunca pensé que llegaría a tocar el violonchelo de verdad. Así de claro. Ni en sueños. En la orquesta doblo a todos en edad, y ellos me doblan x 10 a mí en conocimientos musicales y destreza… pero aún así me siento uno más y han confiado en mí. Jajajaja!!! Cuando me estaba aprendiendo esta sinfonía de Schubert con ellos, pensé que jamás de los jamases lo podría hacer!! … Qué hostia más grande para mi inseguridad gigante, y para mi falta de talento. Qué hostia más rica y más bien dada. Joder! Recuerdo el día que conocí al director tocando bajo el puto puente de Kotti, y vino a mí con toda su ilusión y cariño para invitarme a trabajar con él. Esas cosas solo pasan en Berlín. Gracias Juri por confiar en mí!!! Gracias puto Berlín!!!!

Anuncios

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en mi casa. Guarda el enlace permanente.