Cadenza

Una cadenza, es cuando el solista toca totalmente solo, desarrollando hasta el límite el tema principal de la pieza. Desde el barroco, en todo concierto para orquesta y solista, el compositor, o bien dejaba una parte para que el solista improvisara o compusiera su propia cadenza, o bien la componía él mismo (normalmente con la ayuda de un solista a quien solía dedicar el concierto) desafiando las posibilidades del instrumento. Todo lo que ocurre en esa maravillosa cadenza del concierto de Ligeti está escrito. Igual en el concierto de Shostakovich. Esa cadenza la escribió con Rostropovich. Son unas de las páginas más brutales y difíciles de toda la literatura para violonchelo. Hace 3 años vi a una violonchelista que se quedó en blanco en medio de la cadenza, con mil personas sentadas frente a ella y ochenta músicos a sus espaldas. El puto infierno de un concertista. Esa cadenza–attacca es una lucha a vida o muerte con el instrumento y el sentido de la música misma. Aquí está la Han-Na Chang cuando todavía era una chavala, en una de las interpretaciones más atómicas, orgiásticas y épicas. Puro rock&roll

Anuncios

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en mi casa. Guarda el enlace permanente.