Está siendo maravilloso, aunque en días como hoy piense en abandonar. Encerrarme en el garaje horas y horas, a jugar como un loco, como antes, … pero ahora no estoy solo; te tengo a mi lado y me sigues con los ojos cerrados mientras yo mismo no sé dónde voy. Pero seguimos adelante cada día con la locomotora a todo gas, aunque no haya camino ni sepamos dónde coño vamos a acabar. Luego emergemos muertos de hambre y mi bendita madre nos tiene unas lentejas ricas. Qué haría sin estas dos mujeres de mi vida. Gracias por confiar en mí!! De este garaje pasaremos a los mejores teatros. Nos lo merecemos. 

Anuncios

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.