Stegreif Orchester!


No lo puedo de creer. Fue hace casi dos años cuando Juri de Marco se acercó, después de estar sentado escuchando durante una hora mientras tocaba bajo el puente de Kottbussertor; el sitio más ruidoso, caótico y sucio de Berlín. Hey hey, tenemos que hablar, voy a montar una orquesta y quiero que estés. Pero nunca he tocado en una orquesta. No importa, irá bien. Pero no sé casi leer música. Da igual. Pero no sé hablar Alemán! Empezamos la semana que viene.  
Después de 6 años centrado exclusivamente en ecce cello, pensé que ya era hora de abrirse un poquito, ademas tocar con músicos clásicos siempre me había parecido imposible. Tocamos dos conciertos y funcionó muy bien, pero pensé que sería un proyectillo y ya está. 
Y aquí estoy dos años más tarde viajando en un autobús con la muchachada más talentuda de los conservatorios alemanes, después de unos cuantos proyectos juntos (concierto con Angela Merkel incluido) y teniendo por delante una fecha para abril próximo en el gran hall de Konzerthaus de Berlín. Qué cojones. Estos chavales no tienen límites. 
Mi compañera de atril tiene 20 años. Cuando ella nació, yo ya estaba tocando en pelotas mi violonchelo en los escenarios patrios desde hacía un par de años y me había metido las 12 uvas de fin de año por el culo frente a un teatro (alternativo) lleno. A pesar de lo cual, he aprendido a ser uno más. Y acepto sus notas e indicaciones, sin recordarle que podría ser su padre, ni darle las uvas. 
Y todo se mueve gracias a este chaval de 24 primaveras, que te da la confianza para ser lo que puedes llegar a ser (no sólo lo que eres), y que ha sido capaz de crear un concepto libre de egos pero donde cada individuo tiene un lugar para expresarse y desarrollarse. Lo estoy aprendiendo: ser parte de algo más grande que tú te hace sentir grande. 
En Stegreif —”the improvising symphony orquesta”—, hay pequeños grupos de trabajo que van organizando todo (financiación, repertorio, social media y mercadotecnia, distribución …) y también se toca sin director ni partitura, y los ensayos son dirigidos cada vez por un miembro diferente del grupo. Y no sé cómo, pero funciona bien y esto crece exponencialmente. Joder, estamos hablando de mover 30 personas cada concierto! 
Ole por estos chavales, estoy encantado y feliz de formar parte de esto, para un semi-viejarras terrorista amateur como yo, esto es bonito de cojones. Larga vida a Stegreif Orchester!

Anuncios

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.