muerte a la imaginación

Supongo que mi imaginación está amenazada de muerte. Me figuro que he asumido que la imaginación es de cobardes, de blandos, de mariquitas. Yo tenía imaginación. Lo juro. Sin ella soy un pobre merodeador de ideas. Mis ideas carecen de alma, porque la imaginación es el alma de las ideas. Las ideas sin el ingrediente de la imaginación son solo ocurrencias, como un polvo sin amor. Pura gimnasia.

Voy a probar.

          Aquel tipo nunca supo dónde estaba. A qué se debía su encierro. Cual era su crimen. No hay peor castigo para un condenado que la ausencia total de culpa. Durante años aislado de todo y de todos en aquella celda aséptica y silenciosa. Todo en su cubículo estaba diseñado para evitar una fuga, o una autolesión que acortara la agonía. Tras dos mil días de desesperación tuvo una idea. Echó cálculos. Le llevaría otros seiscientos o setecientos días. Pasó el tiempo. Su barba creció un poco menos de lo calculado. Era suficiente. Ató el extremo a los barrotes superiores, enroscó el resto en su cuello, y se dejó caer a peso muerto hacia la libertad.

Aaarrrrgggg… si pudiera permitirme la libertad de imaginar cualquier cosa, y de ser devorado por la cosa en sí. Si alcanzara a perderme y dejarme llevar lejos. ¡¡¿¿Por qué soy tan limitado??!! ¿Dónde puede uno buscar ayuda para este mal? … Ayer vi este vídeo y me morí de envidia y de amor. Qué tipa la Miet Warlop ésta. Pedazo trabajo. La imaginación invadiéndolo todo, derrotando a la realidad por K.O. Guau.

Anuncios

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en mi casa. Guarda el enlace permanente.