Gato, farlopa, ministro

Vulnerable, vago y despistado. Llevo días y días a merced de pequeñas manías y caprichos que me brindan deliciosos placeres inmediatos. El menor esfuerzo posible trayendo orgasmos y pelos de punta. Estos periodos de degeneración al menos ya no me hacen sentir culpable. Son ya casi seis meses haciendo solo lo que me apetece. Ninguna obligación más allá de las auto impuestas. Pero está claro que yo no puedo tener una situación cómoda. Necesito presión y necesidad. Sino me convierto en un gato obeso. Suerte la mía que nunca consiga el éxito que persigo ni más dinero del que necesito para ir tirando. Maravilloso ministro de cultura que nos ha traído la carambola. Encontré en la calle hace dos años un rollo enorme de linóleo. Hoy he quitado todo de mi habitación y guardado la cama en el trastero, lo he puesto en el suelo y me he armado el que es mi primer estudio. Con mi Mau a mi lado estoy dispuesto a reencauzar No future Yes y crearnos un jodido porvenir para ir a bailar tango a todas las capitales europeas. Mi Mau, que está empezando a bailar tango la muy jodida como un cohete. Bailar con ella es la mejor farlopa del mundo. Horas y horas. Días y días. Qué droga la Mau con sus zapatos de tanto. Dichoso yo. 

Anuncios

Acerca de david fernández

Bwv 582
Esta entrada fue publicada en mi casa. Guarda el enlace permanente.