Saber si se ama

El pensamiento en el fondo es un sueño en el que se ha introducido el lenguaje que se aprendió con tanta dificultad –olvidamos siempre que se necesitó al menos seis, siete años para adquirir el lenguaje, para poder estar inmersos en él. Todo este lenguaje que da vueltas sin cesar en la cabeza desorganiza el sueño. Sin embargo, es en el funcionamiento del sueño al que uno tiene que acudir para saber, para estar íntimamente consigo mismo, para saber a quién se ama, así siempre lo he hecho yo con mis decisiones amorosas. Después de haber soñado se sabe si se ama o no a alguien; si no se sueña con esa persona quiere decir que no se le quiere. El sueño es el confidente íntimo, la intimidad misma. 

De una entrevista con Pasqual Quignard 
Lo cierto es que nunca solé con ella, así que, aunque la quiera (pues hemos quedado en que pensar es soñar con el lenguaje —y pensaba en ella a todas horas—) me consuela saber que no la amo. Estoy libre de esa cadena.

Anuncios