Hoy he vuelto a sentir su asco. Su odio y su desprecio al posar sus manos sobre mi cabeza. De nuevo esas miradas de perdona vidas, ese desdén y ese desinterés absoluto. Sentarte en una silla y pagar por ser humillado una vez más. Hoy he vuelto a ir a la peluquería.

Anuncios