Casi recuperado

La crisis fue a más. Empezó por fuera, no me gustaba nada la pieza como había quedado. Pero luego fue avanzando como una gotera hasta empapar todas las cosas importantes. Me preguntaba por qué seguía haciendo teatro. Sufrí de lo lindo, pero no me esperaba que siguiera calando hasta el fondo. Hace una semana empecé a dudar seriamente, con mucho dolor, de ser artista, de tener algo que decir y de merecerme estar en esta profesión. Y pocos días después empezó la fiebre. Casi 40! Al menos eso me permitió rendirme por completo y descansar sin sentirme culpable.

Ahora ya estoy casi recuperado, acepto la obrita que me ha salido como quien después del shock inicial acepta a un hijo con malformaciones. Le querré igual o más. Y mi cuerpo es listo, ha caído a lo más bajo con tiempo suficiente para recuperarse y estar a punto, estrenamos dentro de 13 días!

Ahora a preparar el viaje! ….Tenemos que cruzarnos media Europa con el puto clave, pero eso es otra historia.