Julen

Estás en un agujero muy muy profundo. Hace ya días que eres un pequeño cadáver frío y oscuro. Además se llevaron tus chuches. ¿Qué coño les hubiera costado dejar esa bolsa de chuches que encontraron a 80 metros de profundidad contigo hasta que te sacaran? A un niño no se le deja sin chuches a 100 metros bajo tierra. Por muy cadáver que sea. Numerosas empresas con incontables medios y los mejores ingenieros trabajan duro para sacarte de allí. Te preguntas que para qué. Después de todo te sacarán de ese agujero de bajo la tierra para meterte en otro. Porque tú solo tienes dos años pero ya te has hecho cargo del trágico desenlace. Los adultos sin embargo, cien metros más arriba, aún acarician a la esperanza como quien acaricia a un perro manso y enorme que te lame y olisquea la mano, antes de pegarte un bocado que te arrancará varios dedos de cuajo. Te preguntas si no hubiera sido mejor que te dejaran allí tranquilo. Pero claro, los adultos (los mismos que hicieron el primer agujero y que ahora quieren salvarte haciendo más agujeros), se muestran resueltos y capaces, y no pararán ni escatimarán medios. Pero es que tú ya te has hecho al lugar. Si te hubieran dejado allí tranquilo, ese agujero se hubiera convertido en lugar de peregrinación, niños de todo el mundo hubieran venido a echar chuches dentro hasta colmar los cien metros que te separaban de la superficie. Luego tú simplemente hubieras ido subiendo por los caramelos, las piruletas, los chicles, las nubes dulces, los regalices, las gominolas, los chupachups… atravesando esa ofrenda dulce de los que hemos tratado de ponernos en tu piel (pero que no lo hemos conseguido porque no tenemos ni puta idea de por lo que has pasado) y hubieras utilizado esa columna de 100 metros de chuches, para salir de tu agujero a un mundo nuevo lleno de amor y de ternura en el que a ningún niño le pasan cosas malas. Porque esas cosas terribles solo pasan en los cuentos de los Hermanos Grimm, y esto tenía que ser un cuento, pero de los de ahora, de esos con dibujos preciosos y textos divertidos y didácticos donde al final todo se encauza y resulta hasta educativo. Si esto no es un cuento, Julen, entonces en ese agujero, más profunda aún que tú, yace nuestra inocencia, y aunque consigamos rescatar tu cuerpo, ninguna máquina tuneladora ni ningún ingeniero podrán jamás rescatar la inocencia que hemos perdido allí abajo.

Yo no soy una buena persona

El hecho de que el conjunto de la suma de mis actos den como resultado a una buena persona, no quiere decir que lo sea. Es como decir que soy inglés solo porque he aprendido a hablar inglés. De hecho uno puede hablar inglés mejor que muchos ingleses, o más correctamente si se quiere. Pero eso no te convierte en Inglés. Ni aunque vivas allí, ni aunque consigas la ciudadanía Inglesa. Simplemente no has nacido allí and you can’t change that.

Cone

Recuerdo que hasta pasados tres días no me atreví a repasar con la lengua el hueco que había dejado mi muela. Era la primera que me quitaban. Fue la constatación de que me iba aconejo.jpg caer a pedazos. La primera pieza de un desmoronamiento imparable, el naipe que al caer arrastrará a su paso a todos los demás de ese castillo de naipes que somos. El primer movimiento de una partida de ajedrez que estamos destinados a perder.

Al introducir por completo la punta de mi lengua en ese hueco, sentí la falta de un pedazo de mí, como quien llega a su casa y llama a viva voz a la persona que siempre suele estar, obteniendo el silencio como única respuesta.

Antes de ayer fui a que me pusieran un implante dental, la tecnología suplirá ese hueco (ahora al llegar a casa, es el altavoz inteligente Alexa el que responderá a nuestra llamada). Llevaba un año retrasándolo. Me explicaron el proceso y me pareció de lo más terrorífico. Básicamente el dentista iba a taladrarme la calavera con mi consentimiento y estando yo consciente durante el proceso. Una amiga a la que expresé mis miedos, me dijo que si habían de taladrarme algo, un hueso era la mejor opción. Me pareció razonable. Y tenía razón. No me ha dolido nada. Además, la táctica de los médicos de comentar anécdotas de lo más triviales con sus asistentes durante las operaciones funciona. Parece como si, en vez de estar con un taladro a pocos centímetros de tu cerebro, estuvieran haciendo un huevo frito. Ahora si muero en una catástrofe brutal y mi cuerpo queda quemado e irreconocible, siempre podrán reconocerme por el implante dental. Es como un piercing perpetuo en la calavera. O un queso gruyere con un solo agujero.

El hijo de puta del doctor Branemark es el culpable de que a día de hoy yo pueda recuperar mi diente y comer un alfil a la muerte. Volver a tener una sonrisa completa. Revolotear sin complejos entre chicas con quince años menos que yo, sonriente. Un movimiento de ajedrez resuelto a mi favor, para fantasear con que ganaré una partida amañada que estoy destinado a perder. Nadie le gana al paso del tiempo. Al parecer el doctor Branemark —padre de la implantología moderna según un paupérrimo artículo lleno de erratas en la wikipedia— descubrió la compatibilidad de los huesos y el titanio, cuando introdujo unas microcámaras en las tibias de conejos vivos (los conejos, esas especie de gatoratas mansos, sin uñas y un poco tontos que suscitan una ternura incomparable). El tipo quería observar en directo el proceso de desgaste de los huesos –el muy hijo de la gran puta– y al intentar sacar las camaritas, se dio cuenta de que no podía, pues el hueso y la carcasa de la cámara se habían fundido. ¡Eureka! (En griego εὕρηκα héurēka, “¡Lo he descubierto!”; perfecto indicativo de εὑρίσκω, ‘descubrir’ vamos no me jodas)

Si me duele la pierna cuando me quedo mucho en la misma posición, no me imagino como tiene que ser cuando una micro cámara se te queda pegada y reabsorvida dentro de la tibia. Yo me he beneficiado del sufrimiento de esos conejos con la sola intención de tener más opciones con las mujeres quince años menores que yo. Lo de ganar la partida a la muerte es solo una excusa grandilocuente, lo único que me preocupa es seguir teniendo opciones con mujeres cuatro o cinco veces más bellas que yo. Putear a conejos para poder acceder a otros conejos. Y todo pagado gracias a un préstamo familiar. Si no tuviera a mi familia me hubiera tenido que conformar con un puto puente en vez del implante. Eso hubiera sido más consecuente, un puente sobre el abismo de esa falta, de ese agujero. Ya que me las doy de animalista, esto hubiera sido más consecuente con mis ideales. Pero ya sabemos lo que pasa con los ideales cuando uno empieza a envejecer, y si no que se lo pregunten a Marina Abramovic.

LA RESPONSABILIDAD DE UN MUSICO SOBRE CÓMO SE USA SU MÚSICA

Music has always been used by power (religion, politics, multinationals…) to lead people’s emotions like the Pied Piper of Hamelin leads the rats. There is nothing as powerful to create emotions and appeal to the subconscious as the music. That’s why we, as musicians, have a big responsibility in how our work and our music is used. Also music is one of the most beautiful, delicate and universal languages of humanity. It is the most pure expression of beauty, it’s also one of the few things that makes me admire and respect humanity.

Of course, as musicians, we have to make a living, we have to earn money. But when somebody wants to book me or use my music, I always ask all info about the event or what’s is it going to be used for. I have to feel I agree and I want to support their cause. Otherwise I prefer to play in the streets. They are going to plant a seed in the audience’s heart using my music as a vehicle! Not in vain, our music will provide “soul” to their event, product or film or whatever. And it will help to reach deeply their audience’s heart. So I want to be sure I want to help them to reach them with their message.

A college of mine once told me “If they pay me, I sing their song. I don’t ask.” Provably he wouldn’t sing the song of AfD (racist German party) no matter how much they pay. Which actually means there are some limits. So, what are your limits? That’s what matters. I think every citizen should have strong ethics concerning basic issues, but as musicians we have a much bigger responsibility, since we have in our hands a very powerful and potentially dangerous tool: music. It depends on how it is going to be used.

Sometimes we can commit mistakes, or maybe we agree with BMW and the way they treat the environment, their workers and the message they spread. Or we have a difficult personal situation (we have children, someone ill to take care of, a big debt…) That’s fine. But we should take this decision consciously and assuming our part of responsibility.

For me, advertisement is the devil. The big companies are monsters who will never stop their forward motion no matter what’s in their way. They have to grow endlessly and distribute dividends among it’s shareholders. They will step on human rights, dangerous species, forests, or weaker cultures… But they have the money to create the most touching and beautiful advertisement campaigns, using as a background the music which will humanize them and help them reach people’s hearts.

They will never have my music unless I love what they do. No matter how much they pay, I will never sing their song if it’s not mine too.

They will never have my music unless I love what they do. No matter how much they pay, I will never sing their song if it’s not mine too.

Semolina (a)Tomic(a)

Esta tía lleva luchando con el Antic Teatre desde 2003 por dotar a Barcelona de un espacio independiente en el que poder mostrar las propuestas más arriesgadas y cañeras. Al parecer desde que llegó la Colau les han dado por saco más que nunca, casi tienen que cerrar y han dejado de recibir el poco apoyo que tenían. El esplendor cultural que tenía Barcelona se ha perdido, y de alguna manera trasvasado a Madrid con el trabajo de Carmena. ¿Qué coño les pasa a los de Barcelona en Comú?

Me llega info de unas jornadas que Semolina está organizando en el Antic Teatre, a las cuales está invitada ni más ni menos que Getesemaní de San Marcos, que es la artífice del gran cambio cultural que está teniendo lugar en Madrid. Olé. El 27 de enero a las 10:30h en el Antic Teatre, yo iría si no fuera porque traigo mala suerte y soy un troll.

¡¡Vamos Barcelona!!!

Conquistando mis ochomiles

La sala sinfónica del Muziekgebow en Amsterdam es brutal. Nunca había tocado en un escenario así. Donde acababa de tocar el mismísimo Jordi Savall. Joder. El director de la Bienal se empeñó en ponerme ahí en el medio, programado junto a los grandes del violonchelo. “Haz lo que quieras”. Qué bonito es cuando confían en uno totalmente. Qué fuerte se vuelve uno. Ya lo conté aquí.

Cada tanto la vida te ofrece una de esas oportunidades únicas, donde puedes darlo todo en las mejores condiciones. Me maté a trabajar y puse lo mejor de mí en esos siete minutos. Lo de Maisky fue brutal, lanzarme a proponerlo y conseguir que se enrollara (gracias a la mediación de los organizadores, claro). Es como tener un grupo de pop, y que Michael Jackson acceda a hacer un cameo en tu concierto. Te cagas.

Aunque me jodía que la gente se riera tanto. Pero claro, yo decidí jugar y estaban desconcertados. Era un público que conoce todo el repertorio de violonchelo al dedillo, estaba rodeado de los grandes maestros el instrumento, no podía ponerme a tocar una composicioncita de las mías, tenía que jugar en otro campo. Inventarme un juego con mis propias reglas. No estoy contento del todo, pero voy mejorando, y antes de los cincuenta lo bordaré. No voy mal encaminado.

Gracias Maestro por ser tan buen compañero de juegos. Y gracias a todo el equipo de la Bienal de Amsterdam por la confianza y el cariño. Fui dichoso entre todos los comedores de arco.


Los planetas

Mi mujer ideal: una tía con abdominales marcados que esté leyendo “Los hermanos Karamazov” y a la cual le guste mucho la música clásica. Estoy seguro que debe de haber alguna ahí afuera. Si ya se ha terminado el libro, también me vale.

Ayer interesante conversa con una amiga. Que carecía del impulso para cambiar su vida, decía. Que veía lo que quería o lo que le convenía, pero que no encontraba la fuerza para ir allí, o deshacerse de su carga. Y yo pensaba en voz alta, que yo siempre he sido un vago, perezoso, carente de fuerza de voluntad… pero que sin embargo era capaz de tirarme 12 horas diarias estudiando violonchelo y persiguiendo mis metas.

Me di cuenta que yo me servía de las pasiones que me provocaban personas o situaciones, para utilizarlas como combustible. Me obsesionaba con alguien, y luego sublimaba esa obsesión en un objeto o meta paralela. Le decía que eso mismo ocurre con los satélites interestelares. No llevan combustible. Los científicos calculan la forma para hacerlos pasar cerca de planetas y utilizar la atracción de su fuerza gravitatoria como impulso.

Los satélites se acercan a los planetas, y justo antes de caer atrapados por la fuerza de la gravedad, desvían su trayectoria y salen disparados con fuerza nueva.

Así que ella podría hacer lo mismo; utilizar la fuerza y la atracción que tienen determinadas personas, o lugares o actividades, acercándose a ellas sin sucumbir totalmente a su encanto (sin casarse con el hombre, sin convertirse en profesional de la actividad), para luego tomar impulso en la dirección deseada. Ejemplo: te quieres ir a vivir a México pero no acabas de dar el paso y dejar tu casa y tu familia atrás. No tienes fuerzas ni determinación. Careces del impulso. Entonces pasa un Mexicano maravilloso y te enamoras de él, y gracias a esa atracción encuentras la fuerza y te vas a vivir con él a México. Una vez allí, lo importante, ya sea con el Mexicano o sin él, es que sigas tu rumbo vital.

Pues eso, que ha sido maravilloso conocerte y charlar contigo y todo lo demás. Hay poca gente valiente ahí afuera capaz de abrirse y estar relajao.

No hay futuro

Aquí está! Mi último gran fracaso. Mi vuelta a las tablas tras siete años. Dos años de lucha y de trabajo con mi adorada Maureen y todas mis maquinitas y mis robots. Todos mis ahorros y todas mis capacidades estrujadas al máximo, todo mi recorrido al servicio de una pieza que fue presentada una sola vez gracias al apoyo del festival TNT y Pep Pla… y que probablemente no vuelva a ver la luz.

Pero seguiré luchando. Estaba fuera de forma tras tantos años tocando en la calle. Soy lento y torpe, pero poco a poco voy desentumenciendo mis músculos y volveré a la carga más ágil y bregado. Repleto de amor y de dolor. Como siempre.

Gracias Maureen Lopez por aguantar tantos cienes de horas ensayando sin cobrar en cualquier lugar, sin tener una fecha de estreno, sin saber a dónde iríamos a parar. Por meterse en ese traje claustrofóbico de metapiel. Compañeraaaa! Lo nuca visto. Gracias también a Jerónimo Álvarez y a mi madre y a Rosa Briones y a Carlos Fernández y todos los que nos apoyasteis.

Y a ti querido Mateo Feijoo… qué decirte… hacía muchos años que un hombre no me hacía llorar como tú me hiciste llorar.

No hay futuro!! Nunca lo hubo!!! Pero hacia allí nos dirigimos, con pasión, a pelo y las máquinas a todo vapor.

Estoy renovándome un poco la webs. A ver si algún día gozo del reconocimiento que merezco. jajajaajaaaa!! Ya he asumido que nunca haré nada que perdure, pero al menos mientras esté vivo y me queden fuerzas, tengo que dar la tabarra y darme bombo todo lo posible. WordPress sigue teniendo opciones asequibles para hacerse un sitio majo.

http://davidfernandez.org

Dios mío, yo he pecado

El otro día acabé sentado en la mesa donde comía la actual junta directiva de la SGAE. La mayoría de sus miembros forman parte de eso que los grandes medios de comunicación han dado en llamar “la rueda”, aunque ellos consideran que este término despectivo ha sido inventado por las multinacionales y apoyado por los grandes medios de comunicación para desprestigiar una práctica legal (la de los derechos generados en la franja nocturna de las televisiones), por la sencilla razón de que es un pastel del que las multinacionales no pillan cacho.

IMG_4135.JPG
Padre e hijo antes de votar que sí

También parece ser que Antón Reixa (que presidió la SGAE después de Teddy Bautista) azuzó mucho el tema y disfrutó hablando de ruedas, pero luego se dio un hostión tremendo en el coche (que casualmente va sobre cuatro de esas) y desdijo sus Diegos.

Básicamente, las televisiones idearon un sistema para recuperar parte de lo que pagan a la SGAE. Reparten al 50% los derechos editoriales con determinados autores, y se inflan a poner horas y horas de música por la noche para generar derechos que luego generan beneficios. Muchos autores vieron en esta práctica (legal) una forma de ganarse la vida. Y algunos pocos se forraron.

Después de la comida se celebraba una votación clave. Yo fui a votar por ellos. Porque me lo pidió mi padre. Me dijo: hijo mío, tienes que venir a apoyarnos. Tienes que hacer esto porque es muy importante para la supervivencia de la SGAE. Ya papá, pero es que yo no creo en esto, y no quiero. Pues es con lo que tu padre paga el colegio de tus hermanas. Ya papá, pero yo soy un outsider del copón, además de que es feo votar una cosa solo porque beneficia a los tuyos. Así funciona el mundo. Hijo mío! Hazlo porque te lo pide tu padre.

Así que por una vez (y ya van dos, que también fui al concurso de Antena 3 a verle cantar) cedí, me comí mis principios, y voté lo que me dijo. Por mi padre.

Pero aún así no ganaron la votación. Lo siento papá. Yo voté lo que me dijiste. Fui un hijo obediente.

Como autor (ínfimo y marginal), me revuelve el estómago que la entidad encargada de recaudar y defender mis derechos se haya convertido en un circo, en una pelea de gallos, en un tira y afloja, en el coño de la Bernarda. Cada uno tira para lo suyo. Supongo que es necesario que el Ministerio de cultura y deportes (¿¿qué tendrá que ver la cultura con los deportes??) tome cartas en el asunto, y de alguna manera homogeneice y haga un reparto y una gestión lo más neutral posible. Porque si quién reparte es también quién luego cobra… malameeeente.

Papá, somos muy diferentes, no me pidas más cosas de estas por favor te lo ruego.

 

Manguito rotador

Por fin alguien que explica sin circunloquios lo que me pasa. Ya tengo cita para verle. Joder, un video que me sugirió youtube en la página de inicio, la inteligencia artificial! Al fin útil. Y para colmo el tipo propone esa “aspiración” de tejidos, que es un término medio entre la operación nunca deseada, y la infinita y ñoña rehabilitación. A sus pies Dr.Araúz de Robles.

Al atravesar esas estanterías laberínticas, esos depósitos de libros por millones [las bibliotecas], el alma se encoge hasta sumirse en una desesperante insignificancia. ¿Qué se puede añadir a todo eso? ¿Cómo podría pretender un escritor rivalizar con esas estatuas mamóreas de los grandes clásicos? Todo lo que merecía la pena de ser imaginado, pensado y dicho, ¿no lo ha sido ya?

Leo esto de George Steiner en un librito que tiene mi madre por casa. Y pienso que lo mismo les pasa a los músicos e incluso a los amantes… ¿quién puede amar tanto como en esas grandes historias de amor universales? Sin embargo, cuando uno folla bien, piensa y está seguro, de que nunca antes se ha follado así. Hoy ya puedo mover el brazo al fin. Aunque no elevarlo. Mi hombro simplemente no funciona. En la Alemania nazi sería hombre muerto. Me acabo de enterar que el año que viene Jordi Savall tocará con nosotros (Stegreif Orchester) en un proyecto sobre Beethoven. Está claro que tengo que aprender a tocar el violonchelo. No sé a qué espero.

Budú

Hay alguien haciéndome budú por ahí? Hola?? Solo te quería decir que funciona. Hace ya seis días que no puedo mover el brazo derecho. Un insoportable dolor atenaza mi hombro. Por las noches es como si un hijo de puta con las uñas largas estuviera clavándome el dedo en lo más profundo de mi deltoides. Gimo de dolor. Te imagino clavando al dichoso muñequito un alfiler tras otro en el hombro. Para ya hijo/a de puta!! Qué coño te he hecho yo??

No puedo ponerme una chaqueta. Coger un cubierto y llevarme comida a la boca es una quimera. Hasta escribir esto es difícil. No hablemos de tocar el violonchelo o bailar tango. Tampoco puedo disfrutar de mis dos horitas de Bach por las mañanas al piano. Suerte que me ha pillado esto en casa de mi madre y puedo tirarme en la cama 12 horas y pasar el resto del día mirando el móvil o escuchando música. Benditos sean los anti-inflamatorios mamá.

Debería de hacer conjuros contra el budú? O debería de hacer rehabilitación? Es alucinante, desde que cumplí 40 años mi cuerpo ha empezado a fallar como un coche viejo. Antes de ayer cogí el metro, y a penas podía valerme por mí mismo. Coger mi mochila, pulsar el botón para abrir la puerta, atender una llamada… estoy manco joder!!

Fui a ver a un terapeuta que al salir me dijo: “es que la vida es una mierda”. A lo que le respondí que no. Que es cojonuda. Puso cara de extrañado y me dijo que soy el primero que le dice algo así. Que si iba en serio. Pues claro que voy en serio! Es cierto que no follo. Que no puedo mover el puto brazo. Que el planeta está hecho una mierda. Que todos los días hay una Laura Luelmo. Que los animales viven en un infierno. Pero yo me he salvado de lo peor, y me vengo cada día disfrutando de lo que más me gusta y ganándome la vida con la música. No tengo derecho a no disfrutar esto. Y lo hago. Si estoy manco y no follo, pues algo tendré que aprender, pero no me voy a amargar. Hombre, llorar, si que he llorado lo mío. Pero ya pasó.

Manguito rotador del hombro derecho cuchi cuchi, te quiero mucho, por favor ponte bueno.

 

No follarás

Hace ya un año de la última vez que una mujer acarició mi cuerpo mientras disfrutaba de él a la luz de una puta vela. Es terrible que nadie te acaricie. Joder, miro como son acariciados los perros con envidia. Un año entero. Joder. Un año sin sentirTinder.jpg que nadie te desea. Un año sin ser ni desayuno ni merienda ni cena. Aún sigo teniendo el mismo culo prieto que hace 20 años. Mi tableta de chocolate en la tripa intacta. Mis hombros fibrosos siguen desembocando en mis triceps y biceps definidos y llenos de venas. Aún tengo pelo y me empalmo. Soy un bocado apetecible. Vivo en una de las ciudades más abiertas del mundo. Hago giras sin parar con chavales de 25 años. Salgo a bailar tango tres veces por semana. Estoy en todas las apps de ligoteo con fotos estupendas (me he bajado la edad seis años, ya quité esa foto sin camiseta, y por supuesto NO cuento que solo oigo música clásica y que soy vegano). Metro ochenta, no ONS. Vamos no me jodassssss ¿¿¿POR QUÉ NO FOLLO???

Soy un estupendo comedor de coños. Cariñoso y delicado, pero capaz de decir las guardadas más obscenas. Siempre las espero, siempre. Una, dos, tres veces. Lo que haga falta. Dispuesto a escuchar y aprender. Placer sin fin (bueno, a partir del tercero empiezo a decaer, admito). Preparo el desayuno. Lo traigo a la cama. No miro el móvil cuando estoy contigo. Ofrezco buena conversación antes y después. Musicón de fondo.

Atrás quedaron aquellos tiempos en los que te seguía por medio mundo, ¡¡qué polvos echábamos negra!! París, Roma, Barcelona, Nueva York, Las Vegas, Los Ángeles, La Habana, Guantánamo. Años gloriosos. ¡Follar como dioses en las grandes capitales del planeta tierra! Tu piel negra frotándose con la mía hasta dejarme negro a mí también. Tu coño perfecto haciéndome sentir el hombre más afortunado del mundo. Tu culazo el hombre más afortunado del infierno. Nunca me cansaba de besar esa boca Guantanamera tuya carnosa y preciosa.

¿Qué coño le pasa a las tías con el sexo? En 2018 solo he conocido a una tía. Era terapeuta de Tantra, y en casa de herrero cuchillo de palo… No sabía ni abrazar, y estaba llena de prejuicios, de bloqueos, de fantasmas, de miedos y condiciones previas en la entrepierna. ¿Pero qué coño está pasando aquí? La anterior que conocí vivía el sexo como un acto sagrado, pareció que nos habíamos comprometido de por vida tras un mes follando. Y la anterior a ésta me pedía que la fostiara y que le ahogara y la escupiera y denigrara en la cama… ¡¡vamos a ver!! ¡¡Joder!! ¿Es que no puede uno follar tranquilo? ¿Qué problema hay con el follar como acto per se? Me estoy empezando a preocupar seriamente.

También es verdad que siempre he estado con pibones, y sencillamente no sabría cómo acostarme con una tía que no vuelva loco. Tengo cuarenta y dos tacos… me quedan pocos añitos de juventud. Quizá solo cinco o seis antes de quedarme calvo, gordo, impotente y sin dientes. ¿A qué estáis esperando? ¿Por qué no me cogéis por banda y os dais un festín? Vamos! A menos de un kilómetro de distanciaaaaaa

¿Será que no follo porque soy pobre?

Me queda la opción de irme de putas. Mi colega M. lo hace. Tiene 26 años, el tío está como un tren… pero tampoco folla ni para atrás. Así que de vez en cuando se va de putas. Pero a mí me es inconcebible pagar a una mujer para que se deje follar. ¿Qué clase de mierda es esa?

Luego me han invitado a orgías, en Berlín hay muchas. “Sex positive spaces” se llaman. Pero es que el rollo éste hippy de todos con todos tampoco me va.

Aunque debo de admitir que estos últimos meses estoy alcanzando cotas de felicidad extremas. Quizá se puede vivir sin follar. Eso sí, mis gayolas son sagradas.

En Egipto van y prohíben la venta y tenencia de chalecos amarillos. Me hubiera gustado ver qué hubiera pasado si, en vez de chalecos amarillos, los franceses hubieran utilizado el símbolo del círculo en sus protestas, entonces Al Sisi hubiera prohibido la rueda en todo Egipto. En Francia se han gastado casi 10.000 millones de euros para apaciguar las protestas, cuando todo hubiera sido tan fácil como prohibir los putos chalecos. Macron no te enteras: prohíbe los significantes y te librarás de su molesto significado.